El próximo miércoles 20 de febrero se van a bendecir las obras de restauración que se han realizado en la catedral de Guadix y que van a permitir la visita turística de la torre. Serán bendecidas, a las 11:30 de la mañana, por el obispo de Guadix que ya tuvo la oportunidad de subir a la torre hace unos días. Se culmina así, un proyecto muy querido por el cabildo accitano, que en múltiples ocasiones ha manifestado su deseo de que la torre fuese accesible para incrementar el atractivo que ofrece la catedral de Guadix.

Tras las obras llevadas a cabo, se han restaurado las escaleras que permiten la subida a la torre y se han dotado con una iluminación especial. También, se ha acondicionado la casa del campanero, que se encuentra justo debajo de las campanas, y que, además de servir de descanso en la subida, ahora será un museo. Cabe recordar que hay algo más de 70 escaleras hasta el cuerpo de campanas y que hay que subir a pie, ya que no hay ascensor. A pesar de todo, se suben bien, en una escalera de caracol. El esfuerzo merece la pena porque la torre es uno de los mejores miradores de la ciudad accitana y su comarca.

También sorprenderá a los visitantes, la dimensión de las campanas que ocupan los grandes vanos de la torre. Se podrán leer las dedicatorias impresas, a santos y apóstoles. Y, con un poco de suerte, hasta se podrán escuchar.

También sorprenderá la escalera de subida a la torre, nada convencional. Inspirada en la escalera de doble hélice de Leonardo da Vinci, que permite subir y bajar por la misma escalera sin cruzarse: dos escaleras en una. Sin duda, otro atractivo más.

Antonio Gómez

Deja una respuesta