El pasado martes se celebraba en el Ayuntamiento de Guadix el pleno ordinario correspondiente al mes de abril, donde el punto más importante del orden del día era la aprobación provisional del Plan Especial del Casco Histórico, un asunto donde el Partido Popular se abstuvo al considerar que el Plan debería de haber sido más ambicioso y menos proteccionista.

Jesús Lorente, portavoz municipal del Partido Popular, junto al concejal Joaquín Onieva, han dado a conocer la postura de los populares sobre el Plan Especial del Casco Histórico. Lorente ha destacado en primer lugar las importante aportaciones que han realizado al documento, a través del concejal Joaquín Onieva, “que ha realizado un trabajo incansable aportando ideas y soluciones, pese a que algunas no se han tenido en cuenta”.

Joaquín Onieva ha explicado que esta aprobación provisional no es el final, sino que ahora la Junta de Andalucía debe dar el visto bueno al documento y deberá ser la siguiente corporación municipal la que haga la tramitación y la consideración oportuna a la aprobación definitiva por parte de la Junta. Onieva ha justificado la abstención de su formación política ya que considera “que se ha perdido una oportunidad única de tener un plan que abarque todo lo que consideramos conjunto histórico de la ciudad, ya que su ámbito de actuación se reduce a un cincuenta por ciento del conjunto histórico”. Con respecto a la zona que sí abarca el Plan, el Ayuntamiento tampoco va a tener las competencias para permitir actuaciones en los entornos de las zonas consideradas como Bien de Interés Cultural (BIC), que seguirán dependiendo de la Junta de Andalucía. Para Onieva “se ha perdido una oportunidad de oro de que el Ayuntamiento asumiera las competencias en esa zona y así agilizar los trámites administrativos sobre cualquier actuación en la misma”. El concejal popular también considera innecesarios algunos planes especiales específicos que se han recogido dentro del Plan, que han costado una gran cantidad de dinero que podía haber sido destinada a realizar los planes especiales necesarios en esas zonas BIC. 

De igual forma Joaquín Onieva lamenta que se hayan quedado fuera del Plan la solución de problemas históricos como el del Hoyo del Paseo, donde el Partido Popular alegó que podría dársele una edificabilidad acorde con la situación estratégica en la que está situado, no obstaculizando la visibilidad de la Catedral. El Plan Especial tampoco contempla algunas actuaciones singulares que podrían haberse realizado referentes a la movilidad el tráfico, como es el caso del entorno de la Plaza de las Américas, el puente del río, encrucijadas de calles mal resueltas que entorpecen la movilidad peatonal y el tránsito rodado.

Deja una respuesta