El portavoz del PSOE de Guadix, Manuel Gómez Vidal, afirma que en esta legislatura se han logrado tres objetivos económicos: la bajada de impuestos, no pedir ni un sólo préstamo y acabar con la deuda municipal. 

Cuando esta legislatura finalice habrá tres hechos “indiscutibles”. En primer lugar, los socialistas han sido quienes han bajado los impuestos. Concretamente, disminuyendo la contribución (IBI) un ocho por ciento. Una reducción que se llevó a cabo en el primer año de legislatura y no esperando al último año para que la medida no se tachara de “electoral”.  A lo largo de todas las corporaciones, los impuestos municipales han ido aumentando paulatinamente. El compromiso socialista era “congelar” los tributos locales, y se ha ido más allá bajando el impuesto de bienes inmuebles. Algo que no sucedía en años y muy especialmente con la “gran” subida del impuesto de la contribución que realizó el Partido Popular de Guadix y su entonces concejal de Hacienda, Jesús Lorente, que lo elevó un cien por cien. 

Por otra parte, el concejal socialista destaca que este gobierno local no ha ha acudido a ningún préstamo económico. Por lo que “este gobierno no va a dejar préstamos pendientes a la corporación que venga detrás”. No trasladando ninguna losa económica a la que tenga que hacer frente la próxima corporación.

Gómez Vidal ha destacado que durante esta legislatura los socialistas han reducido drásticamente la deuda municipal. Que en estos momentos sólo se encuentra entorno al veinte por ciento: “Posiblemente dejemos a Guadix sin deuda”. Si con el Partido Popular, la deuda por habitante alcanzaba los 405 euros; con el PSOE se ha reducido a los 290 euros por habitante. A 31 de diciembre de 2017, la deuda de la ciudad era de 4.953.815’46 euros, un 36’155% sobre el total de ingresos. A fecha de 31 de diciembre de 2018, de 3.733.438’64 euros, un 27’248%. Y se prevé que esa tendencia a la baja siga en este año hasta llegar a un 17’302% (2.370.672’78 euros). 

Para finalizar, Gómez Vidal aclara que las leyes que dictó el gobierno de Rajoy impiden que Guadix pueda tener más deuda para así poder destinar más recursos económicos de inversión en barrios y generar empleo en la ciudad. A pesar de que el ayuntamiento accitano es un consistorio saneado económicamente, la legislación nacional vigente y aprobada por el Partido Popular, coarta la posibilidad de poder invertir más en “empleo, en mejora de sus barrios, en dotaciones deportivas o en cultura”, detalla el portavoz. 

https://ssl.gstatic.com/ui/v1/icons/mail/images/cleardot.gif   

Deja una respuesta