En una comparecencia, junto a la secretaria general del PSOE de Guadix, Inma Olea, y el secretario comarcal de Guadix-Marquesado del PSOE de Granada, Manuel Martínez, María José Sánchez ha aprovechado la visita hoy a Granada del consejero de Educación, Javier Imbroda, para instarle a que “aclare de una vez y paralice inmediatamente sus planes en Granada porque no se pueden llevar a cabo sin diálogo y sin contar con la opinión de la comunidad educativa”.

La parlamentaria andaluza María José Sánchez ha hecho un balance “negativo” del año de gobierno de las derechas de la Junta, y ha denunciado la “merma” en la calidad de los servicios públicos que sufre la ciudadanía, así como los “retrocesos y ataque” que vive la comarca accitana en ámbitos como la educación pública o el sanitario.

Ha denunciado que, entre otros despropósitos, la consejería de Salud “está reduciendo servicios en el Hospital de Guadix, no está cubriendo las bajas en plena campaña de la gripe y, como consecuencia de ello y la demora del tiempo en dar una cita, está procediendo a derivar a la ciudadanía a la sanidad privada para que sea atendida”. Todo ello, ha apuntado, “mientras incrementa el déficit presupuestario para favorecer claramente la sanidad privada”. 

“Existe una gran preocupación ciudadana por el desmantelamiento que está llevando la Junta también a nivel educativo”, ha continuado Sánchez, que ha hecho una llamada de atención para que “pongamos pie en pared y no consintamos experimentos en el sistema educativo”. 

A su juicio, la educación granadina “vive uno de sus peores momentos por la unilateral reorganización que pretende desarrollar la Junta y que no solo conllevaría la supresión de medio centenar de centros educativos, sino que acentuaría gravemente el problema de la despoblación que afecta especialmente las zonas rurales de nuestra provincia”.

En el repaso a otras áreas de gestión, como la social, Sánchez ha mostrado su preocupación por el retraso que están padeciendo las valoraciones de los grados de dependencia más avanzados y, por tanto, la percepción de las ayudas que les correspondería a las personas más afectadas de grado 3, que necesitan más cuidado.

En materia de igualdad, ha lamentado que se estén recortando las ayudas a los proyectos impulsados en materia de violencia de género por asociaciones y colectivos de la comarca, en concreto dos, que ya han anunciado que “no se van a callar”. 

Deja un comentario