La secretaria de Política Municipal del PSOE de Granada, Olga Manzano, ha valorado la sustitución de los “sexistas” certámenes de belleza por actos de reconocimiento social a jóvenes que destacan por su solidaridad, por su esfuerzo en el ámbito académico, deportivo o artístico, o por su capacidad de participación en los asuntos que afectan a los demás, tal y como lo han hecho los ayuntamientos de Diezma y Dúrcal en la programación de sus fiestas.

“Es grato conocer la implicación de los consistorios en la promoción de otros valores dejando atrás el premiar la belleza basada en patrones estéticos que no contribuyen en nada a avanzar en materia de igualdad de género, sino todo lo contrario”, ha apuntado.

El requisito de la belleza, según ha puntualizado, es “subjetivo y poner el énfasis en ese factor puede derivar en trastornos de la propia imagen y de la autoestima”.

“No vale la excusa de que forma parte de la tradición”, ha dicho tras añadir que “lo tradicional no tiene por qué ser bueno. De hecho, la celebración de los tradicionales concursos de belleza ha acentuado los estereotipos machistas, la desigualdad entre hombres y mujeres y la cosificación de la mujer”.

A juicio de la socialista, los ayuntamientos “no deben involucrarse y mucho menos financiar este tipo de concursos porque los entes locales deben ser motores de cambio, de impulso de la igualdad de género”.

Olga Manzano ha dicho que la sustitución de este tipo de certámenes por actos que reconozcan otro tipo de valores “tendría que generalizarse, y ser un ejemplo para el resto de ayuntamientos”.

“Las decisiones tomadas por los gobiernos socialistas de Diezma y Dúrcal van en la línea de sensibilización de las jornadas reivindicativas del 8 de marzo y del 25 de noviembre, conmemoraciones que deben estar muy presentes en todos y cada uno de los días del año”, ha explicado.

Asimismo, ha considerado que la promoción de la igualdad y la eliminación de la violencia de género “es un reto de toda la sociedad, una tarea conjunta y requiere de una actuación única, así como de la máxima coordinación y cooperación entre distintos agentes públicos y privados. Entre ellos los ayuntamientos, que juegan un papel esencial”.

La socialista, que también se ha referido al carácter “inclusivo” de la medida adoptada por las citadas localidades, se ha congratulado de que Diezma y Dúrcal se hayan convertido así en “referentes provinciales, al apostar por unos festejos en los que toda la población se sienta implicada y pueda optar por sus méritos a tal distinción en las mismas condiciones”.

Deja una respuesta