El puente de diciembre de 2019 ha superado con creces las previsiones de ocupación previstas por el sector turístico del “territorio cueva”. Las cifras medias de ocupación alcanzaron los días 6 y 7 el 100% en los alojamientos en cueva. Se trata de un éxito de coordinación, que consolida un modelo de negocio basado en esta forma de hábitat tradicional, cada vez más conocido a nivel nacional, y que incrementa sus ratios de calidad y servicio temporada tras temporada.

La procedencia de las personas que se alojan o disfrutan de la amplia oferta de ocio que ofrece el territorio abarca tanto las provincias limítrofes –Almería, Málaga o Córdoba– como orígenes más lejanos, desde Sevilla a Albacete o La Rioja por ejemplo. Es de destacar la procedencia internacional de todo tipo que aumenta año tras año.

El número de noches se ve así mismo incrementado pasando de tres a cuatro noches en la mayoría de contrataciones.

Son todos ellos indicadores positivos ya que los clientes valoran muy positivamente los servicios prestados, sobre todo el trabajo en red de la asociación, que permite transferir reservas de unos alojamientos a otros de forma inmediata para cumplir con las expectativas de los grupos. Normalmente, no se tardan más de quince minutos en solucionar incidencias. Hay que tener en cuenta que cada uno de estos alojamientos es un espacio único, insertado en la naturaleza, con peculiaridades que son muy apreciadas por los visitantes, pero que necesitan un nivel de atención y profesionalidad específicos.

El balance es muy positivo. Cabe destacar que este ha sido uno de los temas tratados en una reunión con la Delegación de Turismo de la Junta de Andalucía. La reunión, celebrada la pasada semana, se realizó con el objeto de plantear la firma de un nuevo convenio y continuar con la buena línea de trabajo consolidando los resultados obtenidos.
Asociación andaluza de cuevas turísticas.

Deja un comentario