Venimos asistiendo en esta legislatura a diferentes situaciones en nuestro ayuntamiento entre el equipo de gobierno y la oposición que no entendemos muchos ciudadanos.

Es cierto que hemos padecido como ciudadanos unos años problemáticos al no haber dispuesto de presupuestos sobre todo para hacer cumplir aquellas propuestas que se plasman en los programas.

En las diferentes ruedas de prensa a lo largo de la legislatura local, gobierno y oposición nos han estado trasladando, el y tu más, sea del tema que sea; hecho del que ya nos han cansado. Sin embargo, con buena voluntad y cogiendo, de unas y otras declaraciones podemos intentar dilucidar quién puede llevar razón en los planteamientos que nos realizan.

Nos queda la duda, no sabemos si nos toman por tontos en muchos casos, sobre todo cuando los planteamientos son tan diferentes y se trasladan con normalidad. No creemos que uno u otro siempre lleven razón, pero sí hay que analizar cada una de las afirmaciones y en determinados casos, recurrir a la administración correspondiente para poder intuir o saber cual puede ser la la verdad.

Si analizamos varios de los últimos temas que han salido en la campaña electoral como es el de la Avenida de Buenos Áires, el gobierno de la ciudad mantiene su posición con respecto a la situación y trayectoria que tiene un proyecto que parecía en su fase final y la oposición en cambio y sobre todo desde el cambio de gobierno de la Junta de Andalucía mantiene que no se iba a ejecutar, pero además juega con nosotros diciendo que si ellos gobiernan se ejecutará, y eso la ciudadanía no lo debe permitir; la ciudad está por encima de los partidos gobierne quien gobierne.

Creemos y esperamos que haya sido un error o un lapsus del candidato a la alcaldía por el principal partido de la oposición, y que si gobierna como si no gobierna van a luchar por una actuación ya aprobada a falta del convenio definitivo en manos del partido al que pertenece, algo que le pedimos al partido gobernante hasta el próximo domingo si no obtiene la alcaldía.

No queremos analizar el procedimiento administrativo llevado a cabo en la tramitación de ese expediente desde que el consejero firmó el convenio de aportación del 80 % de la Junta de Andalucía y el 20 % del Ayuntamiento, pero a partir de ahí, administrativamente han sido necesarios algunos pasos, habiéndose realizado el proyecto, necesario para la firma del convenio definitivo y licitación de la obra, y para ello forzosamente debería de haber partida presupuestaria y a la ciudadanía le da igual que la partida señalada esté en obras, carreteras, en una bolsa o en la Conchinchina.

Lo que le interesa es que se ejecute, y si una administración gobernada por un partido, la tiene contemplada en un capítulo si el que entre, considera que debe estar en otro, que realice una modificación, que de eso están hartos de hacer cuando interesa pero que no vengan con más excusas baratas.

Por eso, entendemos que no todo vale en política y menos en la política municipal. Todos los candidatos se presentan a las elecciones con un fín y es la mejora de la ciudad y los ciudadanos, pues para eso tienen que luchar y dejarse de hacer política a costa de todos.

Nos están acostumbrando a lanzar afirmaciones de toda índole y si son, verdaderas o falsas lo fían a que cada uno lo investigue. Los ciudadanos creemos que eso hay que atajarlo y cuando exista una falsedad o no se diga toda la verdad hay que sacar los colores al político o personaje de turno que lo haga o diga.

En la mañana de hoy el concejal de Servicios Sociales se quejaba de las afirmaciones que el Partido Popular había lanzado sobre la concejalía y señalaba en su manifestación apurada que ésas eran rotundamente falsas.

Y ha dado un dato que por ser de los más demandados lo trasladamos, y es el siguiente: Las listas de espera en servicios sociales se han reducido a una semana y no al tiempo que el político del PP decía.

Juzguen ustedes.

Deja un comentario