sede policía local

12 de cada 100 conductores circulan tras haber ingerido drogas y/o alcohol

▪ El porcentaje es ligeramente inferior al del anterior informe realizado en el año 2013.

▪ Se realizaron 2.744 pruebas de consumo de alcohol y drogas a conductores seleccionados aleatoriamente

▪ Se observa un mayor consumo de drogas (10%) que de alcohol (3%) entre los conductores, aunque el  alcohol está presente en una parte considerable de los conductores fallecidos en accidentes de tráfico (29% según informe Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses del año 2015).

▪ La DGT ha aumentado en los últimos años la realización de controles de drogas en carretera, pasando de los 5.000 realizados en 2013 a los 76.000 en 2015, y ha incrementado su colaboración con los ayuntamientos en la realización de controles en zona urbana.

El estudio EDAP’15, anteriormente denominado DRUID, se desarrolló en los meses de abril, mayo, septiembre y octubre del año 2015, meses durante los cuales se realizaron pruebas de consumo reciente de alcohol (aire espirado) y drogas (prueba en saliva) a 2.744 conductores seleccionados aleatoriamente cuando circulaban por vías públicas, tanto urbanas como interurbanas, a lo largo de las 24 horas del día durante todos los días de la semana.

Las pruebas realizadas, y contrastadas  en el laboratorio toxicológico, constataron que un 12 % de los conductores presentaron consumos recientes de drogas y/o alcohol, en concreto:

• Un 10% de los conductores presentaron consumos recientes de drogas (con o sin la presencia de alcohol).

• En un 3% de los conductores se evidenciaron  consumos recientes de alcohol (por encima de  0,05 miligramos por litro de aire) con o sin drogas.

• Un 2% de los conductores dieron positivo al test de alcohol sin haber consumido ninguna otra droga.

• Un 8% de los conductores presentaron consumo reciente de drogas sin haberse constatado presencia de alcohol.

• Como droga de único consumo, la sustancia más frecuente entre los conductores continúa siendo el cannabis y después  la cocaína.

Respecto al año 2013, el consumo de alguna sustancia psicoactiva se mantiene estable y destaca la disminución en el consumo de alcohol y el ligero aumento de consumo de drogas.

Deja una respuesta