Así esta. De esta modo y manera, de aquella guisa.

Sin mas adornos que los restos dejados por las reuniones de adolescentes y jóvenes en torno a la charla social que no se preocupa de dejar el lugar limpio, aunque no se lo encontraran tampoco limpio.

Por qué, el lugar no estaba limpio, son demasiados los días, que transcurrido el mercadillo semanal que se celebra como de todos es sabido, los sábados y que no siempre consigue que los vendedores y usuarios dejen aquello al menos, ligeramente limpio.

Ni los dejan los usuarios del mercadillo, ni lo dejan los jóvenes que lo utilizan de espacio de botella, ni acaba siendo limpiado por quién debiera, le corresponde, es su trabajo y para eso cobra: la empresa de limpieza FCC. Para muestra, un botón….

Deja una respuesta