Denunciamos las pintadas que en los últimos días están apareciendo en diferentes edificios de la ciudad, varias de ellas en edificios del casco histórico. No es ese el camino para protestar por mucho que el equipo de gobierno municipal no haya reparado en destruir murales artísticos que ya existían en la ciudad.

Es cierto que no deja de sorprendernos, que aún la concejalía de Cultura de este equipo de gobierno no haya tenido ni la honorabilidad ni la delicadeza de manifestarse acerca del atentado artístico que se produjo en su día con la destrucción de los murales que había en las espaldas del actual edificio destinado a casa de juventud y sede de Protección Civil.

Mas no por ello dejamos de lamentar, que nos parece un auténtico despropósito que si fuera posible, hay que intentar por la vía del convencimiento público, urbano, ciudadano que estas actitudes de pintada soez, obscena, que no reivindica ni tan siquiera demanda en un espacio destinado a tal fin, sino que tan solo hace daño al patrimonio, ensucia, y desprestigia a una comunidad, hay que reconducirlo.

Se trata de expresiones vandálicas que atentan, degradan y afectan  a la imagen que los accitanos ofrecen de su ciudad.  

Ese no es el camino, abogamos por que haya un espacio de diálogo y de encuentro que permita canalizar estas expresiones sin tener que provocar desperfectos en el patrimonio, en la imagen, en los bienes y afectos de los habitantes de una ciudad que está orgullosa de su patrimonio.

Deja una respuesta