Una de tantas. La concejalía de Mantenimiento y chapuzas varias no gana para soponcios y protestas vecinales. No le basta con que desde estas páginas les tengamos que recordar que los badenes no solo son: ilegales, ni necesarios, sino que tienen que suprimirlos por que entre otras cosas no tienen sentido y además fastidian tanto a los vecinos como a los usuarios de la vía que no ganan para estropear amortiguadores de los vehículos. 

Ahora estos vecinos a los que no se les hace caso se han visto en la obligación de tener que recurrir a un medio de comunicación mas amplio para volver a denunciar una situación deplorable, y a la que no se tenía que haber llegado si se estuviera atento a las necesidades de los vecinos y ciudadanos y no tanto a los que le regalan el oído, de quienes le dicen lo que le gusta escuchar, aunque los demás se tengan que fastidiar.

Algo así, ocurre con la disposición en según qué lugares, de la ubicación de los contenedores de recogida de residuos cuya colocación en la ciudad, no sabemos a qué criterios responde y cuando menos, se nos antoja que, no siguen una lógica, ni coherencia.

Hay contenedores que están ubicados sin pensar en lo que estorban a la circulación de vehículos con el consiguiente perjuicio a quienes utilizan la vía para circular. Otros están colgados directamente sobre la acera de forma tal que impiden la circulación peatonal por donde tiene más lógica hacerla, sin saltos, ni sobresaltos. Otros ocupan plazas de estacionamiento de vehículos a pesar de tener lugar donde ubicarse sin tener que suprimir o eliminar plazas de estacionamiento. Estos que están justo donde más estorban para la visibilidad peatonal bien por que están al lado de un paso de peatones, bien por que se disponen justo en la esquina de acceso a una rotonda de modo que no se ve quien viene o circula por ella y cómo se puede acceder a la misma. Aquellos que los han dispuesto contra toda lógica seguramente porque le viene bien al camión que recoge contenedores para poder hacer la maniobra pero no es el lugar, ni el sitio más idóneo para los ciudadanos depositen allí sus residuos.

Esto demuestra a las claras que nadie, ni la concejalía de Mantenimiento, ni la empresa FCC se ha esforzado en buscar posiciones por un lado que sean lógicas, que sean legales, que cumplan con unos criterios, de uso, de atención a los ciudadanos, etc y por supuesto, acaba pasando lo que pasa y lo que se da en esa ciudad. 

Un cúmulo de chapuzas, de apaños, de arreglos sin sentido, y de apáñese usted como buenamente pueda que yo ya cobro lo suficiente por hacer cómo que me preocupo por los ciudadanos.

Y es que además, ahora cobran, por no hacer las cosas bien. 

Deja una respuesta