No es que no se tenga la suficiente puntería es que resulta más fácil dejar la basura tirada donde sea siempre que no sea, donde se debe de tirar. Y si, hay cerca un recipiente que pueda albergarla, menos. Esta parece ser la explicación a semejante actitud de los ciudadanos que han realizado tamña estupidez como la que refleja la foto. Ciertamente que no se trata de lo mejor que representa la ciudad, ni es la imagen más bonita, pero es la imagen que se ve demasiado a menudo por las calles y plazas de la ciudad y hace referencia por un lado al poco civismo ciudadano y por otro a la falta de celeridad en la limpieza de lugares que se saben que están ahí y que no se limpian con la prontitud y la frecuencia que requieren los malos hábitos. Un empate ciudadano.

Deja una respuesta