Comunicado de la Asamblea Social de Adelante Guadix

La denominación Geoparque, se ha conseguido gracias a los espacios característicos de un entorno moldeado por el paso de millones de años y con unos paisajes únicos. Este es el verdadero valor de este territorio situado al norte de la provincia de Granada.

Desde la Asamblea Social de Adelante Guadix, proponemos un modelo de desarrollo que sea sostenible con los valores de este espacio y que evite la devastación del territorio. Un modelo que no hipoteque el futuro de las próximas generaciones, y tampoco el del Geoparque.

Entendemos que las administraciones y el empresariado deberían reflexionar sobre qué desarrollo es el más adecuado para el Geoparque y abandonar miradas cortoplacistas. No es tan difícil, sentarse, escuchar y debatir civilizadamente las propuestas de modelos de desarrollo sostenible que proponen diferentes actores sociales que observan, con preocupación, como se avanza hacia el enésimo despropósito en nuestras comarcas.

El visitante del Geoparque debe quedar maravillado por el entorno, convertirse en prescriptor, que tenga la capacidad de influir en su círculo familiar y social cuando comparta sus experiencias de la visita al Geoparque.

Esta estrategia de atraer a más visitantes, no se consigue con el modelo productivo que se ha puesto sobre la mesa. Estamos ya de por sí en una zona tremendamente afectada, en la que se ha dado carta blanca a la explotación intensiva de la ganadería y la agricultura y, ahora, se pretende dar carta blanca a la implantación masiva, a la ocupación de inmensos espacios, de instalaciones de aerogeneradores y complejos fotovoltaicos.

Este modelo productivo, ya de por sí lesivo para el territorio por el deterioro del mismo que implica, no crea riqueza para la población residente, puesto que apenas genera beneficios para la economía local. Estas instalaciones son para alimentar la codicia de los fondos de inversión, grandes empresas y multinacionales que no dudan en confundir a la ciudadanía para explotar, al más puro estilo extractivista, recursos para exportarlos -ya ha quedado claro que es una línea de evacuación de energía eléctrica-, mientras que, al mismo tiempo, se va generando una burbuja en el mercado que, al final, explotará en la cara de los de siempre, con el agravante de que ya no habrá vuelta atrás: las tierras de labor y pastoreo arrasadas; el turismo rural y de naturaleza desterrado y la calificación como Geoparque, en el aire. Mientras, los territorios rurales se siguen vaciando y la emergencia climática avanzando sin control.

Deja un comentario