ABUSO INCALIFICABLE.

Impenitente, siempre impenitente sigue la Compañía de ferrocarril en el trozo comprendido entre esta y la ciudad de Almería, dañando a los particulares, a las empresas de diligencias, a los portadores de mercancías y al público en general. En efecto los trenes procedentes de Almería llegan aquí casi todos los días entre nueve y diez de la noche en vez de hacerlo a las siete de la tarde; tal conducta es inaudita y merece que el señor Gobernador Civil de la provincia se fije en ella e imponga a quien corresponda el remedio marcado por la ley exigiendo multa tras multa.

El material no es apropósito para la locomoción, y se dice que entre todas solo una locomotora es útil para la faena a que se destinan y de aquí el mal: esas cansadas, viejas y averiadas máquinas no pueden responder al uso a que están dedicadas.

Por otra parte, esa flamante compañía carece de todo. En la estación Guadix solo hay de repuesto un coche y ni una locomotora. Ahora bien, si tuviera que acudirse en auxilio da algún tren expedicionario, o se presentaran en determinada viaje más individuos que los que cogieran en el coche único que aquí queda, dónde irian? Se telegrafiaría a Almería para que vinieran más? Se despedirían? ¿Cómo zanjar el conflicto? ¿Cómo se acudiría a los necesitados de amparo?

¡Oh Concesionaria, que peregrinas cosas tienes, y cuántas responsabilidades has de contraer!

Rotura y descarrilamiento.

Nuevos galardones hay que añadir a la flamante Concesionaria que nos ha regalado, si las señas no mienten, un material malo y servido, y unos empleados bisoños en el ejercicio de sus importantes cargos.

El miércoles último se rompió uno de los tubos de una locomotora en término municipal de Fiñana habiendo llegado el tren a esta estación. Cerca de las doce de la noche, pues hubo que proceder  su recomposición.

Como si esto no fuera suficiente al siguiente día jueves por más señas, descarriló el tren ascendente sin que por fortuna hubiera que lamentar desgracias personales y si los sustos y perjuicios consiguientes, puesto que según se nos ha dicho llegó a esta ciudad la expedición al siguiente a las cuatro de la madrugada.

Días antes llegó aquí una locomotora incendiada y siempre como hemos dicho en otro lugar hay retrasos que lamentar.

Si los casos se repiten es seguro que ir de aqui a Almería va a ser un viaje que se mire con aprensión aun por los varones más animosos.

Aconsejamos a la compañía procure no se repitan tales percances.

RESERVISTAS.

Sublime fue el espectáculo que dio Guadix en la tarde del jueves último, pocas horas antes de partir para Granada los reservistas de esta ciudad. En imponente manifestación recorrieron las calles precedidos de dos banderas y seguidos de un inmenso gentío dirigiéndose a la casa-huerta donde hoy habita el alcalde señor Giménez Vergara, el cual los obsequió con cigarros habanos y profusión

de dulces. Delante del palacio episcopal y a los acordes de la música municipal que también les acompañaba prorrumpieron en vivas a la Patria, y abandonando nuestro modesto cuanto ilustrado obispo sus habitaciones, corrió presuroso a recibirles hasta la misma puerta del edificio desde la cual los exhortó de la manera que él sabe hacerlo, pronunciandoles un discurso evangélico al mismo tiempo que patriótico, durante el cual, las campanas de la catedral y las parroquias anunciaron las oraciones e hincándose de rodillas el prelado e imitándole los reservistas y todo el pueblo, todos con religiosa unción rezaron el Ave Maria de lúbrica, después de lo cual el obispo siguió su discurso, el cual terminado, ordenó que los reservistas le siguieran a sus habitaciones, en los que les repartió escapularios y les donó cinco pesetas a cada uno.

El comercio de esta ciudad ha dado una noble muestra de sus humanitarios sentimientos, levantando entre los de su clase una suscripción para socorrer tanta miseria, reuniendo para cada reservista diez pesetas y el coste del viaje de esta ciudad a la de Granada.

¡Quiera Dios que encuentren jefes que sepan guiarles al combate, que con sus anteriores y bien meditados planes sepan economizar la sangre de tantos infelices como hoy abandonan sus hogares para defender esta patria querida de sus verdaderos hijos tan abaldonada por sus malos gobiernos!.

Deja un comentario