La fiesta de la Patrona

El domingo último, día del Patrocinio de Nuestra Señora, se celebró, cual todos los años, la fiesta de la Virgen bajo el título más simpático e interesante de cuantos la piedad cristiana la ha señalado: la advocación de sus angustias, aquellas angustias supremas que debió pasar sobre la siniestra cumbre del calvario, junto a la Cruz donde espiraba dolorido el hijo que lauto amara.

Por eso. repetimos, el título de la Virgen de las Angustias, es no solo el más dulce sino también el que más conmueve entre todos los demás. Podremos escuchar indiferentes las carcajadas de los que ríen, pero no los sollozos de los que lloran: miraremos acaso con frialdad la risa en todos l0s labios, pero no las lágrimas en solo unos ojos: el placer podrá interesar a algunos, el dolor conmueve a todos.

La Virgen de las Angustias, es pues, la Virgen de los que lloran, de los que sufren, de cuantos padecen. Porque ella es quien más puede comprender las lágrimas, los dolores y los padecimientos; porque cada lágrima del que llora encuentra una igual en las mejillas de la Virgen, cada dolor del que padece otro dolor más intenso en el pecho de la Madre de Jesús. ¡Cuántas ofrendas de dolores y lágrimas se habrán tributado a tan angustiada Virgen en las actuales circunstancias!

————————————————————

Con solemnidad desusada verificóse la fiesta religiosa que relatamos en la iglesia de san Diego. Celebró de pontifical nuestro virtuoso y querido Prelado con asistencia de algunos señores capitulares. La oración religiosa fue pronunciada también por el mismo Prelado con esa elocuencia arrebatadora que encanta por su sencillez y admira por su profundidad.

En el acto de la Comunión, con la Sagrada forma entre sus manos, dirigió de nuevo el venerable Pastor la palabra, invitando a cuantos quisieren a dar un sepulcro nuevo y duro al cuerpo de Jesucristo, cuya Madre parecía ofrecerlo sobre su regazo. La ceremonia resultó conmovedora en extremo y la plática entusiasmó a la concurrencia.

Por la tarde, a las cinco y media, los continuados repiques de las campanas, los frecuentes estallidos de los cohetes, y los atronadores acentos de la música que batía la marcha real, a la vez que los nutridos vivas de la muchedumbre, indicaron el momento en que la hermosa imagen de la Virgen de las Angustias apareció en el dintel de la puerta de la iglesia y era aclamada frenéticamente por cuantos llenaban la explanada de san Diego.

La procesión recorrió el itinerario de costumbre viéndose todos los balcones completamente llenos de gente y en ellos todo lo más selecto y escogido de nuestro repertorio femenino, fingiendo ser los ojos de las aceitunas focos eléctricos que iluminaban sin intermitencias la carrera, cuando ya la noche envolvía a Guadix con sus negruras. De regreso, en el Osario, quemóse como en los años anteriores un bonito juego de pirotecnia y al entrar la Virgen en su iglesia, millares de cohetes rasgaron el espacio y estallaron en las alturas, confundidos sus estallidos con las frenéticas aclamaciones de los accitanos, que en número no menor de seis mil llenaban tan extensa plaza y sus inmediaciones.

Durante la procesión tocó la música dos preciosas marchas fúnebres, escrita una por el inteligente profesor don José Martínez Gallego sobre el Slubzt Maler de la Iglesia, y otra por el conocido violinista don Miguel López Muley. una y otra, repetimos, son de un corte y gusto exquisitos por lo que a sus respectivos autores enviamos nuestra enhorabuena.

La industria en Guadix

FABRIC A Y EXPLOTACIÓ DE ESPARTOS.

CAMBIL HERMANOS.

Ha días venimos dando noticia en nuestro semanario de la instalación de esta nueva industria debida al ferrocarril Linares-Almería y hoy la fábrica funciona habiendo empleados en ella cien personas entre operarios y operarias, entre los cuales hay once almerienses.

El di a 15 comenzó a funcionar la máquina, y las primeras pacas fueron denominadas y dedicadas a varias personas.

Esta nueva industria predice a Guadix un ingreso diario de unas mil quinientas pesetas.

Hemos tenido el gusto de visitar el local, en el que fuimos galantemente recibidas por don Antonio Cambil que prodigó frases de elogio a nuestro semanario.

Nos dijo se va a construir una nueva galería para formar el patio del edificio al que se pondrá verja de entrada quedando el paso vedado al público, e ingresándose por medio de tarjetas; la primera de las cuales será para la redacción de este periódico. La paca EL ACCITANO nos ha sido regalada.

Gracias mil a los señores GambiI-Hermanos por SMS atenciones y les deseamos mucha prosperidad en su industriosa faena.

Deja una respuesta