DE MURCIA A GRANADA.

Gomo autoridad dirimente acerca de la terminación de las obras de este ferrocarril, cita nuestro querido colega La Crónica de Guadix un párrafo—que no es sino una mera apreciación—de El Ferrocarril de Almería, que cree que la terminación del de Granada a Baza, durará muchos años. Pues bien, en el mismo artículo de donde el periódico local transcribe aquello se dice:

«Esta transferencia ha sido por Real orden de 13de Diciembre último, con arreglo a lo informado por el Consejo de Estado y bajo un pliego de condiciones determinadas que impone a la nueva empresa la obligación de sujetarse en un todo al pliego de condiciones que rige para la primera, fijando como límite del plazo de construcción de ambas líneas el día 19 de Mayo de 1895 (art. 3).

Si esto no satisface aLa Crónica de Guadix, sírvase leer la Gaceta de Madrid y fíjese en la Real orden citada, y verá confirmada la obligación de terminar los trabajos la nueva compañía para el 49de Mayo próximo.

Entre soberanas disposiciones y opiniones particulares, la elección no es dudosa.

Si se consigue prórroga se estará a la nueva disposición que derogará la citada.

Ni una palabra más sobre el particular.

LA DESGRACIA DE AYER,

Serían próximamente las seis de la tarde cuando tuvo noticia el Juzgado, que en términos del cortijo de Bonilla, habían chocado dos bateas y que de sus resultas existían algunas personas heridas. Inmediatamente se personaron en el lugar de la ocurrencia el activo Juez de Instrucción señor Carrera, el actuario don Carlos Gámez y el médico don Jesús Pleguezuelos Aguilar, los que hallaron frente a la casa del citado cortijo y junto a  una batea que contenía como unos trece metros cúbicos de tierra, en el suelo y al lado de uno de los raíles del ferrocarril Linares-Almería, cubierta con muchos capotes y esteras a un hombre casi espirante, cuya pierna derecha asemejábase a un bulto infame, envuelto en unas delanteras de pellejo, asomando un hueso desnudo de carne como de ocho o nueve centímetros de largo cuya punta inferior estaba enclavada la tierra. Procedióse a formar las primeras diligencias, poniendo en práctica el módico señor Pleguezuelos los medios convenientes para evitar la hemorragia y los necesarios para poder trasladarle a este hospital, como así se efectuó, y ya en él, el indicado profesor de medicina ayudado por su compañero don Benito Minagorre y Cubero efectuaron la ligadura de la arteria femoral, la separación de la pierna que no estaba adherida al muslo más que por los tegumentos, regularizaron la herida y colocaron al paciente un apósito provisional para proceder hoy a la amputación o desarticulación del fémur, si el estado gravísimo del herido lo consiente; pues según noticias es muy posible que haya dejado de existir antes del reparto de este periódico.

Un detalle.

Antes de llegar el Juzgado, uno de los cinco hijos de la víctima, que apenas contará diez años, fue al sitio de !a catástrofe y al ver a su padre en tal estado, desenvainó un puñal y quiso clavárselo en el pecho; la pareja de la Guardia Civil que allí se encontraba, observó el ademan del muchacho y uno de los guardias se arrojó sobre él y le arrebató el puñal de las manos.

Hubo además algunos heridos leves.

HOTELES.- Los propietarios de tierras colindantes con la vía férrea Linares-Almería están de enhorabuena. Hemos llegado a entender que algunos capitalistas andaluces se disponen a adquirir algunas para edificar en ellas casas de recreo donde pasar las temporadas de verano; si así lo efectúan no les pesará; pues Guadix es una de las mejores estaciones estivales de Europa.

ALCANTARlLLAS.- Las derruidas en la carretera de Murcia a Granada cerca del cortijo- de Albarrán, continúan como Quevedo. Algunos viajeros se han acercado a ésta redacción para que refresquemos la memoria del centro gubernamental que esté llamado a proceder a su reforma.

Deja un comentario