¡Como está la sociedad!

En la última decena de Septiembre anterior, falleció en un cortijo correspondiente al término municipal de un pueblo cercano a esta ciudad, una mujer a la que velaron los cortijeros inmediatos, disponiéndose que a media noche se condujese a la villa para el sepelio. Ocho o nueve hombres entre los cuales, nos dicen, se encontraban dos hermanos de la muerta, fueron los encargados de su conducción y sucedió, que al llegar a la puerta de un cortijo que al paso se encontraba, los dichos conductores llamaron con fuertes golpes y luego que les contestaron dos mujeres que a la sazón se hallaban solas, le dijeron que abrieran a los desertores, y como se negaran a ello, les replicaron que se asomaran y los conocerían, pues ningún daño pretendían hacer les. Las cándidas hembras — curiosas y oledoras por

inclinación como todas ellas— se asomaron cautelosamente a una ventana, sufriendo un susto mayúsculo al encontrarse frente a frente con la muerta colocada en el ataúd.

Se creerá que los chuscos se retiraron después de tan graciosa hazaña hacia el punto de su destino; nada de eso. fueron un poco mas allá, y en un melonar y en una viña de unos amigos se estuvieron refrescando, devorando los ricos frutos mientras el cadáver queda en el suelo. Después continuaron su marcha y llegaron al lugar, donde tuvo efecto el entierro.

Parece mentira que la gente del campo donde parece germinan los mas espontáneos sentimientos, sea tan realista, y haya seres con tan embotadas pasiones.

FERROCARRIL LlNARES ALMERÍA

Se ha dado tan gran impulso a la construcción de los kilómetros de via que hay desde esta población al rio Fardes que para mediados de Noviembre próximo estarán terminados los trabajos y quizá las obras de fábrica.

Es increíble la actividad que se ha desarrollado por el contratista señor Molina.

A fin de mes llegará aquí el montador de las piezas de hierro que se habrán de emplear en la estación Guadix, principiándose el armamento del cocherón de vagones cuyos cimientos están hechos.

El gran puente sobre el rio Fardes es casi seguro estará terminado a principios de Marzo venidero; en la actualidad se están concluyendo los dos pilares de la parte de Guadix.

JEREZLANTE1RA.

A los malos años, a las ruinas, al abandono en que está sumido este país, hay que añadir una nueva desdicha, la sociedad minera Jérez-Lanteira ha dejado de existir, y con su desaparición ha dejado también sumidos en el desconsuelo a multitud de familias de esta comarca que tenían allí seguro el cotidiano sustento.

De sentir es que la industria minera no eche raices en un país virgen y que tiene en su seno multitud de riquezas minerales, pero sobre esto parece que está la mala fortuna, y ha dejado de funcionar la sociedad, precisamente cuando dentro de pocos meses recorrerá la locomotora la distancia que nos separa de Almería, y los medios de trasporte y vida para dicha industria son más seguros y beneficiosos.

No queremos dejar pasar esta ocasión para hacer patente nuestro sentimiento, e identificarnos con el pesar que aflige a los perjudicados.

EL CERRO DE LA ESTACIÓN

No hay peor sordo que el que no quiere oir.

Tal dice la sentencia.

Y es lo verídico, que la galante empresa constructora de la línea férrea Linares Almería ha desoído nuestros ruegos y los clamores del público y el cerro propiedad de don Emilio Dueñas permanece en su lugar en daño del ornato de la estación, y en perjuicio de ella.

Ha unos dias pasamos por aquel lugar, y creemos que lo que no conseguimos todos juntos lo ha de hacer el cerro por sí. Este es de blanda arcilla y en gracia a los cortes que en él se han hecho, y de las aguas de la acequia del Chiribaile que lame su base desde hace poco tiempo. se han abierto unas grietas que originarán desprendimientos en poco tiempo, y aquel se deshará paulatinamente.

No sabemos si e1 dueño de la arcillosa mole se callará o pedirá a quien corresponda los perjuicios que han de subvenir.

Lo cierto es que el cerro desaparecerá de este modo y que la empresa maldito el aprecio que ha hecho de este vecindario, que con tanto desprendimiento se conduce con ella.

Deja un comentario