LA LOCOMOTORA

Ha querido la casualidad, que casi al mismo tiempo que la gigante máquina ha llegado a Baza, venga a Guadix, ciudades que parecían condenadas a relegación perpetua, a no conocer los adelantos de la civilización, ni por lo tanto a gozar de ellos.

Baza ha celebrado pomposamente el fausto acontecimiento y se prepara a solemnizar la próxima inauguración del férreo camino, no perdonando medio alguno para llegar a tal fin.

Guadix debe prepararse de idéntica manera, primero ¡¡ara recibir la locomotora, luego para el estreno y apertura de la línea, puesto que se acerca el instante deseado; solo faltan algunos días para aquello.

Cuando veamos llegar la primera máquina engalanada, con banderas y gallardetes, que rápida y valiente atraviesa nuestra hermosa y risueña vega esparciendo el negro humo que despide y que formando espirales se disipa en el espacio; dando silbidos que podremos traducir por aclamaciones de contento y júbilo:; produciendo ese ruido especial del chocar el hierro con el hierro, metal el más provechoso pues que se aplica a la agricultura, a las artes, a las industrias, y el que proporciona después oro y plata a manos llenas, como el harapiento campesino y el nulo labrador proporcionan también con los productos que obtienen de la madre tierra, el bienestar de sus semejantes y la paz de las naciones, que no hay cosa que la perturbe como la miseria y las necesidades, ese día debe ser de dicha para nosotros que tanto hemos soñado despiertos con la realidad que tocaremos.

Es indispensable por tanto que a semejanza de otros pueblos demos una gallarda muestra de lo que somos, y una idea grata de lo que podemos y debemos ser.

El acontecimiento que se avecina, que se toca va, es de los más importantes que Guadix ha presenciado después del día en que los Católicos lleves entraron triunfantes con el estandarte de Jesús y cebaron por tierra la religión del falso profeta, y merece que se realice algo en su honor.

El pueblo solo puede hacerderroche de entusiasmo.

El Ayuntamiento que lo representa puede mucho, y es seguro que lo hará sin necesidad de excitaciones por parte de la prensa local, que cumple su misión anunciando la proximidad del suceso y haciendo pública su satisfacción, para unirla al regocijo de los buenos accitanos.

¿Cuándo llegará aquí la locomotora que llego a Baza, en la línea de Murcia a Granada?

¿Cuándo podremos utilizar ese camino tan preciso para la prosperidad de nuestra provincia, el que ha de completar la red trazada desde ha luengos años?”

Difíciles de contestar son ambas interrogaciones.

Quien dice que Baza y Guadix se verán unidas por el camino de hierro dentro del año de 1896.

Quien asevera que el plazo se alargará indefinidamente por que la compañía concesionaria cuenta con limitados recursos.

Quién asegura por último que los nacidos no presenciarán tal suceso.

Todas son opiniones más o menos apasionadas, más o menos probables y nuestro deber es excitar el amor patrio, el celo de los gobiernos para que hagan se lleve a cumplido término el contrato celebrado con la empresa, sin contemplaciones, sin moratorias, sin consideraciones de género alguno porque el bien y la salud de todos, es mas preciosa que el bienestar de unos cuantos caballeros particulares.

Ya que hemos entrado en nuestro país en la era del adelanto y del fomento, no debemos descansar hasta que obtengamos todo aquello que de justicia nos corresponde y toca, y todo aquello que debe dársenos por los poderes públicos, encargados de hacer la dicha de los pueblos que sufren y callan; la reciprocidad es prenda de concordia como la igualdad allana muchas dificultades.

GARCI-TORRES.

MULTA.— La que prescribe el artículo 184 de la ley municipal, ha sido impuesta por el señor Delegado de Hacienda a muchos ayuntamientos por no haber remitido la certificación declaratoria de las sumas ingresadas en arcas municipales por el concepto de ventas de bienes de propios, para liquidar el 20 por 100 que corresponde al Estado; habiendo sido comprendidos en esta conminación los de nuestro distrito que a continuación se expresan.

Beas, Charches, Cogollos, Dólar, Jerez,Guadahortuna, Guadix, La peza  y Purullena.

ESTACIÓN.— La futura de esta población será magnifica a juzgar por los planos y dibujos que de ellahemos visto: tiene dos fachadas; una, la principal, mirando a esta ciudad y otra hacia la via; en esta hay una terraza que cubre el andén de viajeros hasta la vía, tiene aposentos para el jefe y subjefe, oficinas para despacho de billetes, telégrafo y demás dependencias, salas de descanso para los caminantes, y por último un bonito café—restaurant, que de fijo será visita de por estos habitantes, pues el paseo a tal paraje es delicioso y mas lo será en adelante.

Las obras no empezarán hasta fin del corriente mes, sino sufren nuevas dilaciones.

Deja un comentario