En una calurosa tarde de agosto se ha dado cumplimiento al acuerdo unánime de la corporación presidida por Inmaculada Olea de dar nombre a la sala de estudio y biblioteca auxiliar tanto del archivo municipal como del archivo histórico de protocolos notariales de Guadix.

En el acto ha estado presente Carlos Asenjo Sedano acompañado de una gran parte de su familia junto a miembros de la corporación actual con el alcalde Jesús Lorente a la cabeza y la presencia de numerosos vecinos y amigos que no han faltado al mismo.

En el desarrollo del acto ha intervenido la archivera municipal para dar lectura del acuerdo tomado por la corporación municipal, para a renglón seguido intervenir el alcalde actual y posteriormente volver a glosar la figura de Carlos Asenjo la archivera municipal quien ha destacado el carácter de avanzado y adelantado a su tiempo en el estudio tan dificultoso de los legajos que existen en el archivo de protocolos notariales.

Por fin, ha tomado la palabra Carlos Asenjo para recordar con fina ironía y la sencillez que dan los años de experiencia, lo difícil y las características pormenorizadas de este archivo histórico dejando tras su intervención dos ruegos o encomiendas a la corporación municipal: Una, para que cree un aula que permita enseñar a los estudiosos que se acerquen a poder descifrar la escritura de las diversas épocas que contienen los legajos del propio archivo.

Y es que en poco tiempo, sin ser exhaustivo, Carlos Asenjo ha vuelto a dejar constancia de su maestría, de su afán pedagógico que ni con el paso de los años ha abandonado, dando una lección de conocimiento y poderío humilde, sencillo pero desde lo buen conocedor como pocos, del archivo.

 Ha recordado el primer gran encargo que ha destinado para la corporación cual es: que casi nadie de los investigadores que se han acercado al archivo ha descubierto o se ha percatado que mezclado entre los legajos de los protocolos notariales existe una joya municipal y es que se encuentran los libros de actas de los ayuntamientos de los siglos XVI y XVII de la ciudad. 

Ha pedido, en consecuencia que se proceda a la tarea de clasificación y reunión por separado de estos documentos que son del archivo histórico municipal separados del archivo de protocolos notariales propiamente dicho.

A renglón seguido, tratándose de archivo, se ha pasado a contemplar la pequeña exposición que se ha preparado precisamente en la sala de estudio y trabajo que lleva su nombre desde hoy, cuando se ha inaugurado con una placa en la frontal del edificio que alberga precisamente el archivo municipal.

Deja una respuesta