Una de las últimas grandes obras realizadas en nuestra ciudad, el Centro Deportivo Urbano,  o lo que es lo mismo a nivel popular, la denominada piscina cubierta, arrastra más de seis años cerrada desde su finalización y parece no ver la luz para su puesta en marcha y abrirlo a la ciudadanía.

Sobre todo, teniendo en cuenta que, ya en su nacimiento fue motivo de controversia por los gobernantes en aquel momento en el ayuntamiento accitano.

Y es que, ha llegado a costarle a la ciudad más de un millón setecientos mil euros, que hemos pagado todos los accitanos al haberse perdido la subvención de la Junta de Andalucía asignada para ello.

En la actualidad el centro permanece cerrado y en estado de deterioro, en el que se producen actos de vandalismo y no parece que vaya a tener una pronta solución. 

El actual equipo de gobierno se comprometió en abrirla en los primeros seis meses desde que entrara a gobernar, van ya…mas de 800 días con lo cual el alcalde que proclamó en su día que estaría abierto en esos seis meses ha faltado a la verdad, para con la ciudadanía.

Las actuaciones municipales parecen oscurecer más aún su apertura y no son pocos los ciudadanos que están perplejos y sin saber cuáles son las razones por las que aún no se ha adjudicado.

Existe malestar por las posibles irregularidades que va cometiendo el consistorio en su adjudicación y que se han puesto de manifiesto en la Resolución dada por el Tribunal Administrativo de Contratación Pública de la Diputación Provincial de Granada al que ha recurrido una de las empresas al haberse tomado una decisión arbitraria e irregular y haberla excluida del concurso sin razón alguna.

Actualmente hay una pregunta en el aire que sería necesario se aclarara, por parte de los dos grupos políticos gobernantes, PP y Cs:

¿Qué hay detrás de todo el teatro que se ha montado para realizar una posible adjudicación irregular?.

En este medio vamos a intentar desgranar los pasos seguidos por la mesa de contratación una vez presentadas las tres empresas que han concursado y lo que el Tribunal Administrativo de Contratación Pública ha dicho sobre la decisión adoptada después de la presentación de las ofertas y la documentación solicitada.

Como es preceptivo para resolver un concurso de este tipo en el ayuntamiento se monta una mesa de contratación, que la forman funcionarios municipales de confianza del equipo de gobierno, que son las que van a tomar las decisiones en función de los informes de los diferentes técnicos intervinientes, y que en este caso, han de ser de distintas áreas municipales: Intervención, Servicios  jurídicos municipales y Deportes.  

Cada uno ha de hacer un informe en lo que le corresponda. 

Referente a este expediente, existe un informe del técnico de deportes y un informe jurídico basado en el primero, y curiosamente no aparece ningún informe de intervención, cuando el supuesto error que dicen existía es un error de números. 

Otra curiosidad: un informe técnico primero, realiza la adjudicación a una empresa y una vez reunidos la mesa y el equipo de gobierno se modifica ese informe y se excluye a dicha empresa aduciendo un supuesto error en los números, algo que corresponde al área de Intervención, cuyo informe no aparece por ningún lado para proceder a adjudicarlo a otra empresa y así, se da a conocer a las partes y a la ciudadanía en general.

Tras su expulsión, de manera irregular, del procedimiento, la empresa perjudicada, recurre al Tribunal Administrativo de Contratación Pública  que se pronuncia por primera vez (17 de junio) para acabar dándole la razón a la empresa y obligando en su resolución al Ayuntamiento a incluir a dicha empresa y retrotraerse al acuerdo de fecha del día 9 de marzo de 2021, punto primero del acuerdo del tribunal en su pág 12, fecha en la que se le excluyó, 

por lo que la adjudicación del CDU ya debería tener empresa adjudicataria, en este caso la primera empresa ya mencionada.

Con esta respuesta del Tribunal Administrativo de Contratación Pública al equipo de gobierno municipal solo le cabían dos opciones: 

– O bien, recurso contencioso administrativo por parte del Ayuntamiento ante lo dictado por el Tribunal Administrativo de Contratación Pública.

– O adjudicar el CDU a la empresa ganadora desde el primer informe. 

Sorprendentemente, ante el pronunciamiento del tribunal, el ayuntamiento manifiesta no acatar ninguna de las dos opciones posibles y no admitiendo lo dictado por el Tribunal de Contratación el Equipo de gobierno solicita nuevas aclaraciones a todos los licitadores para valorar de nuevo todas las ofertas y se vuelve a convocar de nuevo a la Mesa de contratación y como si no hubiese pasado nada se actúa como si el Tribunal Administrativo de Contratación Pública no se hubiese pronunciado detalladamente acerca de lo que se debía de hacer. 

Como consecuencia de esta actitud del ayuntamiento accitano, la empresa perjudicada vuelve a interponer una reclamación ante el Tribunal Administrativo de Contratación Pública el cual, nuevamente y por segunda vez, se pronuncia en los siguientes términos que reproducimos aquí:

“Estimar el incidente de ejecución promovido por Valoriza Servicios Medioambientales S.A., anulando el acuerdo de la Mesa de Contratación de 1 de julio de 2021 en sus apartados 3º y 4º por incongruencia manifiesta con la Resolución de este Tribunal nº 21/2021, de 17 de junio, que deberá ejecutarse en todos su términos, ordenando al Ayuntamiento que lleve a cabo las actuaciones necesarias al efecto, que sólo podrán venir referidas a la adjudicación a la oferta mejor valorada según los informes de los servicios municipales que ya constan en el procedimiento de licitación”.

La resolución recoge otros aspectos en los que recrimina al ayuntamiento accitano la no ejecución en su integridad de la resolución anterior, en la que el equipo de gobierno solicita nuevas aclaraciones a todos los licitadores para valorar de nuevo todas las ofertas, hecho que no se ajusta a lo mandatado por el ente provincial y que “supondría atentar contra el principio de igualdad de trato de los licitadores”.

A renglón seguido y cuando se conoce el martes 21 de septiembre la segunda resolución del Tribunal Administrativo de Contratación Pública inmediatamente algunos de los grupos políticos en la oposición en el ayuntamiento accitano se pronuncian al respecto y en sendas notas de prensa que ya hemos dado cuenta en este medio se preguntan:

IU: el actual gobierno tiene que dar muchas explicaciones al respecto de este proceso además de depurar las responsabilidades correspondientes, “pues es inconcebible que desde que se iniciara esta licitación allá por el mes de enero de 2020, casi dos años después el centro no esté ya en pleno funcionamiento” afirmación que le lleva a preguntarse “qué intereses puede haber detrás de esta adjudicación”. 

PSOE: Exigimos que se pronuncie el equipo de gobierno rápidamente acatando la resolución emitida por el Tribunal de Contratación por 2ª vez y proceda a adjudicar el centro para que los ciudadanos recuperen el tiempo perdido y puedan acceder con garantías al centro y disfrutar de su apertura inmediata.

En esta situación, cabe que la ciudadanía y nosotros mismos se pregunten: 

¿Cómo es que el equipo de gobierno municipal no se ha pronunciado al respecto, máxime cuando sabe y es consciente que está incumpliendo su promesa de que el centro estuviera abierto en un plazo de 6 meses desde que tomaran posesión?.

¿Cómo es que los servicios jurídicos municipales no se han pronunciado?, 

¿Si la empresa decidiera acudir a la fiscalía para denunciar las posibles irregularidades, qué consecuencias podría tener para algún posible implicado en las irregularidades?.

Deja una respuesta