La Guardia Civil, en el marco de la operación Tricheurs, bajo la dirección del Juzgado de Instrucción número tres de Granada, ha descubierto que una academia granadina emitió certificados de cursos de formación homologados a más de 260 aspirantes a bomberos forestales de la Junta de Andalucía que no llegaron a realizar.

El Plan INFOCA de la Junta de Andalucía, tenía establecido que serían baremables y puntuables hasta un total de 800 horas de formación específica (cursos homologados) para todos los aspirantes al proceso selectivo de ingreso en el dispositivo operativo de prevención y extinción de incendios forestales de la Comunidad Autónoma de Andalucía, como bombero forestal. Sin embargo, en la última convocatoria publicada en el BOJA nº 138/19 (19/07/2019), introdujo la posibilidad de baremar hasta 1600 horas de formación específica, lo que provocó que muchos aspirantes, antes del último día de plazo de presentación de las instancias de admisión al proceso selectivo, el 26 de agosto de 2019, intentaran conseguir el mayor número de horas posibles de titulación certificada y obtener así un mejor puesto en la oposición, y para hacerlo acudieron a esta academia granadina y pagaron hasta 120 euros por cursos de formación de 200 horas que realizaron en 25 minutos.

Durante la primera fase de explotación de esta operación la Guardia Civil ha puesto a disposición judicial en calidad de investigados como presuntos autores de un delito de falsedad documental, al administrador único de la academia, al técnico informático y al jefe de estudios de los cursos ofertados.

La Guardia Civil también ha investigado por el mismo delito a los 62 aspirantes a bombero forestal granadinos que acudieron a esta academia a engordar su currículo con cursos que no realizaron. 

En las siguientes fases de la operación serán investigados 23 aspirantes de Málaga, 12 de Almería, 58 de Jaén, 36 de Córdoba, 23 de Sevilla, 12 de Huelva, 27 de Cádiz, 2 de Badajoz y 2 de Albacete que también compraron sus certificados en la academia investigada.

La investigación comenzó después de que un aspirante a bombero forestal de Jerez de la Frontera (Cádiz) denunciara irregularidades en el concurso oposición del año 2019. Esta denuncia acabó en el Juzgado de Instrucción nº 3 de Granada, que ordenó al Área de Investigación de la Guardia Civil de La Zubia que investigara la posible falsificación de documentos públicos. 

Los investigadores comprobaron que la academia sospechosa emitió cientos de títulos falsos de modo sistemático; que los responsables de la academina falsearon la fecha de expedición de estos títulos para que pudieran ser admitidos en la oposición y que el contacto entre los alumnos y los profesores de la academia fue de apenas veinticinco minutos para cursos de hasta 200 horas. 

A raíz de la investigación que la Guardia Civil está realizando al respecto, la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía decidió cautelarmente no otorgar ningún puesto de trabajo fijo en tanto en cuanto no se resuelva el procedimiento penal abierto y acordó “suspender la asignación de los 120 contratos fijos (95 plazas de Bombero Forestal Especialista de Grupo de Retenes y – 25 plazas de Bombero Forestal Conductor, especialidad Vehículo Contra Incendios) hasta el momento en que se dicten resoluciones judiciales firmes, que finalicen la investigación o, en su caso, el enjuiciamiento penal de los hechos que actualmente se investigan en el Juzgado de Instrucción número 3 de Granada, de acuerdo con las cuales se adoptarán las resoluciones administrativas y laborales que en derecho correspondan.”

Deja un comentario