El pasado fin de semana, la Guardia Civil ha intensificado el plan de servicios para la campaña olivarera en la provincia de Granada y como consecuencia de ello han sido  investigados 25 individuos como presuntos autores de la sustracción de 5724 kilos de aceituna en 5 actuaciones realizadas desde el pasado viernes en los términos municipales de Salar, Cogollos Vega Guadahortuna y Gor.

El propietario de una finca de olivos del paraje Barranco de los Lobos de Guadahortuna observó ayer por la mañana a unos individuos que estaban robando aceituna, poniendose en contacto inmediatamente con los agentes del equipo Roca de la Guardia Civil de Baza quienes alertaron a la Central Operativa de Servicios de la Guardia Civil de Granada para que se desplegara un dispositivo en la carretera A-323 y se interceptara los dos  furgones en los que huían con la aceituna robada.

La patrulla de la Guardia Civil consiguió interceptar la furgoneta y recuperar 2380 kilos que han sido devueltos a su legítimo dueño. En esta actuación han sido investigadas nueve personas por un presunto delito de hurto de aceituna, realizando otras dos actuaciones similares el pasado viernes también en Guadahortuna y en Gor.

En Guadahortuna sorprendieron a cuatro individuos que acababan de sustraer 670 kilos de aceituna en un olivar de ese término municipal.

La tercera actuación tuvo lugar en el término municipal de Gor, en un control de carretera en la A-92N interceptando el pasado viernes 16 de febrero por la tarde una furgoneta en la que viajaban 6 individuos que transportaban 1300 kilos de aceituna cuya procedencia no pudieron acreditar.

La Guardia Civil descubrió que esta aceituna había sido sustraída en una finca cercana, por lo que fueron investigados por un delito de hurto de aceituna.

También varios agentes del equipo Roca han interceptado aceituna robada en el municipio de Salar y Cogollos Vega.

Equipos ROCA

Tras su implementación a nivel nacional en el año 2013, los equipos Roca de la Guardia Civil vigilan de forma permanente el campo granadino y sus agentes se caracterizan por tener una comunicación muy fluida y constante con todos los sectores agrarios, sobre todo con los agricultores y la vigilancia privada que trabaja en el campo.

Por otra parte la Guardia Civil de Granada elabora todos los años una orden de servicio específica durante la campaña de recogida de la aceituna. Entre las medidas que contempla esta orden están la de potenciar servicios específicos de vigilancia, inspección e investigación en las comarcas olivareras; charlas informativas con oleicultores y operadores y ampliar la colaboración con la seguridad privada.

La Guardia Civil recuerda

A las almazaras y centros de compra de aceituna que no deben aceptar ningún fruto sin que quede plenamente identificado el cosechero y la finca de origen; y que deben exigir una copia del correspondiente documento de acompañamiento, procediendo después al correcto asiento documental de los lotes, de conformidad con la normativa vigente.

Deja una respuesta