Desde la Asociación de Comunicadoras de Granada queremos rechazar tajantemente la decisión del Ayuntamiento de Guadix de prescindir de una profesional de la Comunicación con casi 20 años de labor desempeñada al frente del Gabinete de Prensa Municipal, con gobiernos de todo signo político, de forma ecuánime e intachable.

La decisión tomada refleja una absoluta falta de respeto y consideración a la ciudadanía del municipio de Guadix al encargar las tareas de comunicación municipales a una persona totalmente ajena al ámbito de la Comunicación y alejándolas del perfil profesional.

La decisión además deja patente la falta de consideración de la importancia de la Comunicación para un ejercicio político transparente y responsable que establezca y mantenga canales de comunicación con la ciudadanía, clave para la democracia actual.

Es deseable que todas las personas que ostenten una representación política se planteen de forma responsable el papel crucial que desempeña la Comunicación en el seno de las instituciones para un ejercicio de la democracia saludable y adecuado al siglo XXI.

Deja una respuesta