El delegado de Salud de la Junta de Andalucía en Granada, Indalecio Sánchez-Montesinos y Alicia Carmona, gerente de la Asociación, comparten con el equipo médico del hospital y centro de salud los fundamentos de esta iniciativa que promueve la vida activa. De esta manera, se recomienda a las personas adultas realizar una actividad física de intensidad moderada, al menos 5 días a la semana, dedicando cada día al menos 30 minutos (60 minutos en los menores).

También en las escaleras

Una de las mejoras que se sumaron al programa es la implantación de mensajes que se pueden leer conforme se suben las escaleras.

Estos textos, cortos y sencillos, hacen referencia al mencionado estilo de vida saludable, y se apoyan con imágenes que refuerzan su contenido.

De esta manera, cualquier persona con dificultades para leer puede captar el sentido viendo estos “pictogramas”.

Han sido las propias personas con discapacidad las que han dado valor a la adaptación de los mensajes para que sean entendidos universalmente.

Cualquier persona se los encontrará de frente en las ‘contra-huellas o tabicas’ de las escaleras que suben al Centro de Salud. Algo que ya se hizo en el edificio del área de Gestión, el antiguo Ambulatorio en el mes de julio y en el Centro de Servicios Sociales de Baza el pasado octubre.

Junto a Alicia Carmona ha participado también el alcalde Jesus Lorente quien ha reclamado el papel de las personas con discapacidad en el desarrollo de entornos accesibles. Una de las barreras más importantes, ha dicho, es “la de la actitud”, porque “la sobreprotección o los miedos conducen a que las personas utilicen siempre los mismos espacios los esfuerzos por mejorar la accesibilidad no tendrán el impacto que buscamos”

Sánchez-Montesinos ha querido aceptar el reto de un mundo para todos, y se ha comprometido ha hacer de la Delegación de Salud un frente único por la accesibilidad. Ha querido tomar el discurso como un elemento de reflexión, y ha concluido afirmando que “yo siempre he dicho que soy un discapacitado, porque tengo unas capacidades y otras no”. De esta manera, conociendo nuestros límites, encontramos en otras personas el apoyo necesario para desarrollarnos y, así, logramos trabajar en equipo.

La Asociación en favor de las personas con discapacidad intelectual San José es “socio signatory” del Pacto Mundial por los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y en su compromiso se unen tanto la vocación de servicio como el interés por su difusión.

Deja una respuesta