En el segundo semestre de 2019 se evaluará la candidatura, que parte de una buena posición, tras recibir una nota de 908,25 sobre 1000 puntos por parte de las evaluadoras de la Unesco 

Geoparque de Granada engloba en esta nueva candidatura a municipios de de las comarcas de Baza, Huéscar, Guadix y Montes.

Ya se ha entregado a la Comisión Nacional Española de Cooperación con la Unesco, para su revisión, antes de enviar a la Secretaría General de Unesco en París, la candidatura del Geoparque con los cambios que se le planteó al proyecto granadino en el marco de la Conferencia Internacional de la Red Global de Geoparques. En París ya han confirmado que han recibido el nuevo dosier. 

Durante dicha conferencia, celebrada en septiembre de 2018, se trasladó al grupo de entidades promotoras de la candidatura unas recomendaciones encaminadas a mejorar el potencial turístico de la iniciativa y reforzar el componente de desarrollo económico y social para la zona.  

La propuesta enviada a la Unesco incluye la actualización del proyecto, con las modificaciones sugeridas por dicho organismo, propuesta que fue consensuada en el Comité de Coordinación del Geoparque el pasado 4 de octubre de 2018 y de la que se informó a los alcaldes de los municipios que forman parte del proyecto. Después de enviarse la propuesta, fue necesario reestructurarla al cambiar el formato oficial para la presentación de la candidatura por requisito de la Unesco.

Ahora el trabajo está hecho y queda esperar a la evaluación de candidatura y seguir trabajando en todo el programa de previsto para 2019, que incluye un amplio programa educativo, científico y turístico. 

El programa educativo tiene como fin enseñar y sensibilizar a los estudiantes y escolares del territorio sobre el valor y la riqueza patrimonial de los recursos de la zona. El programa científico centrará su trabajo en la elaboración de un inventario y guía de recursos geológicos del Geoparque. 

Y, por último, el programa de desarrollo turístico estará orientado a promocionar todos los recursos patrimoniales del territorio y dotarle de los servicios que den respuesta a la demanda turística que se genere. Todo ello, con el fin de garantizar el uso y disfrute sostenible de dichos recursos, propiciando oportunidades de empleo y desarrollo para la población local.

Deja una respuesta