Será a las 11 de la mañana del 14 de noviembre y estará presidido por el administrador diocesano, José Francisco Serrano. Los sacerdotes de las demás parroquias de Guadix concelebrarán esta Eucaristía que, sin duda, estará marcada por el dolor, pero que, también, querrá aportar consuelo y esperanza desde la fe. Los familiares y amigos de los tres fallecidos se verán arropados por el cariño y la cercanía de todos los accitanos, muchos de los cuales asistirán al funeral, acompañados de las autoridades de la ciudad.

El anterior obispo accitano, D. Ginés García, actual prelado de Getafe, también hizo públicas sus condolencias, al poco de producirse el accidente, en un tuit: “quiero unirme al dolor del querido Guadix por las víctimas de la explosión de esta tarde en una pirotecnia. Y pido a Dios, por intercesión de la Virgen de las Angustias, que dé la vida eterna a los fallecidos y consuelo a sus familias”.

No cabe duda de que este accidente, que se salda con tres fallecidos y tres heridos, ha dejado consternada a la ciudad de Guadix y a sus instituciones. La ciudad accitana ha decretado tres días de luto oficial y la catedral ya se prepara para acoger un funeral que será multitudinario y que servirá para despedir, en la esperanza, a los tres trabajadores fallecidos.

Antonio Gómez

Deja una respuesta