La diócesis de Guadix se prepara para celebrar un Año Jubilar, que dará comienzo este mismo mes de agosto y se hará en torno a la figura del beato Manuel Medina Olmos, que fue obispo de Guadix y de Granada y que murió en el comienzo de la Guerra Civil, en 1936. El próximo 9 de agosto se conmemora el 150 aniversario de su nacimiento y la diócesis accitana lo quiere celebrar con toda la solemnidad.

El obispo accitano, D. Francisco Jesús Orozco, presidirá la apertura de este jubileo en Lanteira, el pueblo natal del mártir, el próximo 30 de agosto a las 19,30 horas. El párroco, Joaquín Caler, invita a toda la diócesis accitana a participar en este comienzo del Año Jubilar de Medina Olmos, así como a peregrinar a Lanteira y ganar las gracias del jubileo, en su parroquia será el lugar donde se puedan ganar las gracias del Año Jubilar.

La clausurará de este Año Jubilar, será el 30 de agosto de 2020, con una gran celebración en la plaza de la Iglesia, a la que también. Durante el año, los grupos y parroquias que quieran podrán peregrinar a Lanteira, conocer mejor la figura y el testimonio del beato Manuel Medina Olmos y celebrar la Eucaristía en la iglesia parroquial, donde fue bautizado y donde creció en la fe, ante la imagen del Santo Cristo de las Penas. Solo habrá que comunicar al párroco con antelación que se quiere asistir, para que todo esté preparado y para que el grupo sea recibido.

El obispo Manuel Medina Olmos nació en Lanteira el 9 de agosto de 1869. De familia humilde, cursó diferentes estudios que le llevaron a ser canónigo del Sacromonte de Granada y rector y profesor del colegio. También colaboró con el padre Manjón, llegando a ser subdirector de las Escuelas del Ave María. Fue nombrado obispo auxiliar de Granada en 1925 y pocos años después, en 1928, obispo de Guadix. También fue administrador apostólico de Almería, de 1934 a 1935. En los comienzos de la Guerra Civil, el 30 de agosto de 1936, le quitaron la vida en el barranco del Chisme, en Vícar, Almería, después de semanas de sufrimientos y humillaciones.

En Lanteira, sus paisanos celebran cada 30 de agosto la fiesta litúrgica del beato Manuel Medina Olmos y sus compañeros mártires, entre los que estaba el beato Diego Ventaja, que era obispo de Almería.

Deja una respuesta