Y se ha vivido con normalidad, atendiendo las indicaciones que el obispo accitano, Francisco Jesús Orozco, hizo nada más terminar el comunicado del presidente del Gobierno de España, en la noche del sábado 14 de marzo. En esas indicaciones, con lo que respecta al domingo, se suprimían las celebraciones de la Eucaristía con fieles y se llamaba a los párrocos a celebrarla en las parroquias sin feligreses. 

Fue un día especial, por su rareza, para todos. Al no haber Misa presencial, se invitó a los fieles a seguirla por los medios de comunicación y a vivir, con la misma alegría y esperanza, e, incluso, con el mismo espíritu de fiesta, aunque fuese desde casa y a través de un televisor, la radio o internet.

En algunas parroquias, además de invitar a vivir la Eucaristía desde casa, con la misma intensidad y espíritu dominical, se invitaba a hacer más cosas, como quedarse en casa por responsabilidad, aprovechar para hacer las tareas del hogar, llamar a las personas que se puedan sentir solas,… Este fue el caso de la parroquia de San Miguel de Guadix, cuyo párroco  envió  un WhatsApp a sus feligreses con esas recomendaciones, terminando con: Si necesitáis cualquier cosa o queréis hacerme alguna consulta, ya sabéis mi móvil. Igual que, “salud responde”, el sacerdote os atiende.

Y el colaborador de la web diocesana,  que hace las ilustraciones para los comentarios al Evangelio de los domingo, Miguel Redondo, que es profesor de Religión en un instituto de Guadix, hizo una viñeta para animarnos a todos a cumplir con la restricción de quedar en casa por responsabilidad hacia los demás y hacia uno mismo.

Deja una respuesta