La Guardia Civil ha realizado una operación contra el cultivo ilegal de cannabis sativa en Guadahortuna que se han saldado con 223 plantas intervenidas y dos individuos investigados por un delito contra la salud pública por cultivo de droga y por defraudación de fluido eléctrico.

La actuación tuvo lugar el pasado día 13 de enero donde los agentes de esa localidad averiguaron que en una vivienda del pueblo podían estar cultivando marihuana de forma intensiva. Se entrevistaron con el propietario y le expusieron los indicios que habían conseguido durante la investigación y este accedió a que registraran su vivienda. 

En la planta superior de la vivienda la Guardia Civil encontró una habitación con 146 plantas de marihuana, 9 transformadores, 2 turbinas, 2 ventiladores, 9 focos halógenos, 2 botes de fertilizantes y 1 calendario con anotaciones para el cultivo; y también una acometida ilegal a la red eléctrica.

Un hombre de 41 años de edad, sin antecedentes policiales, ha sido investigado por un delito de cultivo de droga y por otro delito de defraudación de electricidad para el que se ha contado con la colaboración de técnicos de Endesa para localizar y desmantelar las conexiones ilegales a la red eléctrica.

Deja un comentario