Simulaban llamar desde una entidad bancaria para que las víctimas instalaran una aplicación en su teléfono móvil para cobrar un pago de la Seguridad Social y mientras las iban guiando durante la instalación conseguían que les transfirieran dinero

La Guardia Civil ha puesto a disposición judicial a una pareja de Huelma (Jaén), un hombre de 33 años de edad y una mujer de 26, ambos con antecedentes policiales, como presuntos autores de un delito continuado de estafa a través de internet.

Los investigados, sólo en la provincia de Granada, durante el mes de enero de 2019 han estafado presuntamente al menos a seis personas en las localidades de Peligros, Diezma, Dílar, Íllora, Vélez de Benaudalla y Guadix.

Los denunciantes se ponían en contacto con sus víctimas a través de una  llamada telefónica. Simulaban que pertenecía a una entidad bancaria y que se ponían en contacto con ellas para solicitar su colaboración porque tenían que devolverles de manera urgente un pago de 380 euros de la Seguridad Social, y para poder devolverles ese dinero tenían que instalar en su teléfono una aplicación llamada BIZUM, una aplicación de pago entre amigos, que sirve para enviar y recibir dinero con el móvil.

La presunta estafadora les guiaba en la instalación de la aplicación y durante más de 15 minutos les iba indicando los pasos a seguir. Cuando el proceso finalizaba las víctimas se daban cuenta de que no habían recibido los 380 euros prometidos, sino que habían sido estafados y  habían transferido esa misma cantidad a otra persona.

El Equipo de Investigación de Delitos Tecnológicos (EDITE) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Granada se hizo cargo de las 6 denuncias presentadas en la provincia de Granada y puso en marcha esta operación.

Durante la fase de investigación han averiguado que los presuntos responsables de las estafas han sido el hombre y la mujer investigados: ella era la supuesta empleada del banco que convencía a las víctimas para instalar la aplicación y él el titular de la cuenta donde ingresaban el dinero estafado.

Esta operación, no obstante, no se da por finalizada y se estima que el número de estafados aumente en la provincia porque, como suele ocurrir con muchos de los delitos que se cometen a través de internet, van surgiendo nuevas víctimas con el paso de los días, y muchas personas que no han denunciado hasta ahora, al ver publicada la noticia acudirán a denunciar.

Deja una respuesta