La Peza un municipio de casi 1200 habitantes vio en el día de ayer como su población aumentaba y se duplicaba para vivir la recreación del levantamiento, con su alcalde a la cabeza, de todo un pueblo contra las tropas francesas de Napoleón, que desde el año 2010 vienen representando de manera exitosa.

Gentes venidas de toda la geografía granadina se dieron cita desde la mañana en la Plaza del pueblo donde se habían caracterizado todos los oficios que protagonizan y recrean la ayuda a la batalla de aquel 1810 que nuestro insigne escritor Pedro A de Alarcón recoge en su relato de las Historietas Nacionales. El alcalde accitano también estuvo presente en la representación, de hecho la ciudad de Guadix tuvo una mayor participación no solo por los accitanos desplazados en sus vehículos sino porque el propio ayuntamiento puso a disposición de todos los que quisieran un autobús para la ocasión, y para que pudieran caracterizarse.

Coincidimos con numerosas personas que era la primera vez que acudían a la fiesta y que la vivieron de una manera divertida, aplaudiendo la representación desde la Plaza hasta la salida del pueblo donde recibieron a los franceses. Por cierto personajes que nadie quiere representar en la villa.

Una fiesta que se vive con pasión, en la que se involucra la mayor parte de los vecinos, de una u otra forma, y cada año con mayor participación de personas que vienen de fuera, caracterizándose según las normas que previamente ha indicado el propio Ayuntamiento que, con su alcaldesa Celia Santiago al frente y la coordinadora Águeda Toral, encargada de que la fiesta se desarrolle de acuerdo a los ensayos, aparecen también con vestidos de época y acudiendo allí donde se hace necesario.

Pero en ese día el alcalde es otro, Manuel Atienza, al que representa Alfredo Fernández el personaje que, año tras año hace involucrar a todos los vecinos desde esa plaza donde realizan sus trabajos diarios, para que se unan y le hagan frente a los invasores, a los que no dejarán pasar por ninguna de las entradas, produciéndose una batalla final en la que vencen al enemigo. Las calles siguen llenándose de escaramuzas con disparos de cañones escopetas y trabucos del ejército francés que resulta vencido por todo un pueblo armado con palos piedras y cuchillos.

Imágenes de la fiesta

Deja un comentario