Una vez finalizada la temporada de verano de la piscina municipal y tras haber comparado los cifras de recaudación de las entradas con las de años anteriores, el concejal de Deportes y de Ordenación de la Ciudad y Anejos, Francisco Avilés, muestra su satisfacción al constatar que el número de visitas recibidas este 2018 ha conseguido duplicar las de 2015. Según esos datos, esta temporada ha vendido unas nueve mil entradas, el doble que en 2015. Lo que, en su opinión, señala el acierto de las inversiones que se hicieron para la mejora de las instalaciones en 2016, cuando la piscina se reinauguró totalmente remodelada. 

Desde entonces, la piscina municipal cuenta con un vaso infantil rodeado de sombrillas y acompañado de una zona de duchas y fuente adaptada a la altura de los más pequeños, todo ello rodeado de una valla de seguridad; también se instalaron dos paredes de duchas en diferentes puntos de la piscina, nuevas farolas y una nueva pavimentación en toda la piscina; y, por otro lado, se realizó una modificación en la profundidad para mejorar la calidad del agua. Sin olvidar los trabajos de mantenimiento y las mejoras puntuales que se llevan a cabo en ella antes de iniciarse cada temporada.

Deja una respuesta