Durante la Semana Santa la Policía Local de Guadix ha tenido dos actuaciones de propias de su labor y que se han saldado con dos magníficas intervenciones. La primera tuvo lugar el Martes Santo por la tarde, cuando la patrulla de la Policía Local recibió una llamada alertando de la presencia de un varón destrozando un vehículo estacionado en la Avenida Buenos Aires a la altura de la urbanización que hay frente a la iglesia de la Barriada de la Estación. Llegados al lugar, los agentes de la Policía Local sorprendieron a un individuo destrozando un vehículo BMW, por lo que se procedió a su detención y traslado al Cuartel de la Guardia Civil. 

La segunda ha sido la detención de dos individuos que se hallaban en los alrededores del pabellón polideportivo municipal y que presuntamente habían robado tres altavoces del graderío del mismo, además de haber sustraído a través de un manguito la gasolina de una motocicleta estacionada junto a las pistas municipales. 

Los hechos sucedieron el pasado Jueves Santo, cuando la patrulla que se encontraba realizando las labores de vigilancia y regulación del tráfico de los recorridos procesionales previstos recibió una llamada del 112 informando del aviso, por parte de una vecina que paseaba en las inmediaciones del polideportivo, de unos ruidos parecidos a la rotura de cristales. Se dio aviso también a la Guardia Civil para solicitar su apoyo. Los agentes se trasladaron al lugar y localizaron en la parte trasera del polideportivo, junto a las pistas de pádel, a tres individuos (aunque uno de ellos se dio a la fuga y consiguió escapar). 

Tras inspeccionar la zona, los agentes localizaron tres altavoces que, según pudieron comprobar, acababan de ser sustraídos del graderío del polideportivo con el objetivo de cargarlos en el coche en el que viajaban para proceder a su venta, según reconocieron los presuntos autores. También se les incautó una garrafa con gasolina que, al parecer, habían extraído a través de un manguito de una motocicleta estacionada en las inmediaciones. 

Se da la circunstancia de que esa misma mañana la Policía Local había sido requerida por uno de los encargados del polideportivo para informar de la sustracción de cuatro altavoces más que, según explicaron estos dos individuos, habían sido extraídos el día anterior por unos amigos que les habían avisado de que quedaban más para coger y vender. Las dos personas fueron trasladadas al Cuartel de la Guardia Civil junto con el material intervenido, quedando detenidas en esas dependencias.

Deja una respuesta