“La pornografía genera una distorsión de lo que es la sexualidad “.

El contenido de las páginas pornográficas es cada vez más violento y está siendo visto mayoritariamente por menores desde los 10 años de edad, siendo un 70% de la población joven de entre 16 a 29 años quienes resuelven sus dudas respecto a la educación sexual mediante internet o con sus amistades.

Profesionales de la psicología, pedagogía y sexología coinciden en señalar que  el aumento de la violencia machista entre menores y jóvenes está bastante vinculada a la pornografía y la sociedad en su conjunto tiene que hacer una reflexión sobre qué está pasando y los efectos de las imágenes pornográficas ya que en esas páginas webs la imagen que se presenta de la mujer y la sexualidad que se enseña es un drama, donde se cosifica y agrede a la mujer, siendo un consumo, que sin una  educación sexual sana previa en  casa y en las aulas, impide que la juventud jóvenes sea crítica, dificultando esto  distinguir entre realidad y ficción en el ámbito sexual. 

Deja una respuesta