Más de 115.000 mutualistas acogidos a la opción pública de asistencia sanitaria se están beneficiando ya de la interoperabilidad de la receta electrónica en nueve comunidades autónomas. El Ministerio de Sanidad y las distintas consejerías autonómicas de Sanidad iniciaron en octubre el proceso de incorporación de esta parte del colectivo mutualista a los beneficios de la receta electrónica interoperable en todo el Sistema Nacional de Salud.

Una labor en la que cabe destacar también el trabajo de coordinación llevado a cabo por la MUFACE y el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF).


El pasado 5 de octubre entraron en servicio las primeras seis comunidades autónomas -Asturias, Aragón, Extremadura, La Rioja, Navarra y País Vasco-, y el 2 de noviembre se incorporaron igualmente otras tres -Andalucía, Cantabria y Murcia-, beneficiando a 115.171 mutualistas de MUFACE acogidos a la opción pública de la asistencia sanitaria y que ya pueden retirar las recetas prescritas en cualquiera de dichas comunidades. El servicio está disponible en los 2.166 centros de salud y 8.200 oficinas de farmacia de esos territorios.
Está previsto que la interoperabilidad se amplíe de manera progresiva a las restantes comunidades autónomas que ya tengan incorporados en sus sistemas de prescripción electrónica a los mutualistas de MUFACE, de forma que el proceso finalizará en el primer trimestre de 2021, cuando todos los mutualistas atendidos por el SNS podrán acudir a cualquier oficina de farmacia del país para obtener los medicamentos dispensados mediante receta electrónica. 

El Servicio de Interoperabilidad de receta electrónica del Sistema Nacional de Salud, disponible en la totalidad de las CCAA desde abril de 2019, ha sido utilizado hasta la actualidad por 2.241.385 millones de personas, que han requerido 9.256.634 millones de actos de dispensación en los que se han retirado 22.233.776 millones de envases de medicamentos fuera de la comunidad donde se habían prescrito.


Deja una respuesta