Desde el pasado domingo la autovía A-92 de Guadix a Granada estuvo paralizada 36 horas incluso, y es la primera vez desde su construcción, sin haber pasado la maquinaria quitanieves para su limpieza y dejar libre la vía para su circulación.

La gestión realizada por la administración autonómica, en su primer conflicto con el temporal, ha sido muy condicionada por ciudadanos, empresarios y transportistas, de hecho es la primera vez que se plantea esta situación con un mal resultado para todos. La administración autonómica priorizó el empleo de las máquinas a hacerlo en la A-92 N y en la A-308, dejando inutilizada una vía de circulación rápida y muy necesaria como la A-92 desde el cruce de la A-308 hasta Huetor Santillán.

La justificación viene dada porque se han mantenido limpias la A-92 N, no sin ayuda de los bomberos accitanos y protección Civil y la A-308 con lo que las conexiones con la capital estaban garantizadas. Pero esto no ha dejado satisfecho a nadie, “ha sido una mala elección del problema, no se han tenido en cuenta a los usuarios”,  han comentado algunos, que incluso no han podido circular con la pérdida de horas de trabajo.

“Si la Junta tiene máquinas y no las utiliza en los lugares más necesarios, o no se reparten en su función, hecho que no había pasado hasta la fecha, deberán plantearse su aumento en número para poder atender las necesidades actuales, que parecen nuevas por la estrategia seguida, con el consiguiente aumento presupuestario que ello llevaría, pero no cargar este a los usuarios, que es lo que ha pasado en estos dos días”, nos decía un transportista afectado por no haber podido circular, y otros muchos han tenido que realizar rutas alternativas alargando los tiempos y los kilómetros de desplazamientos, con un mayor coste para todos.

Deja un comentario