Amnistía Internacional publicó el pasado 15 de octubre un nuevo informe, “Cadenas invisibles”, en el que denuncia cómo la identificación y, por lo tanto, la protección de las víctimas de trata con fines de explotación sexual tiene graves fallos estructurales en España. Prima la persecución del delito, por lo que las víctimas son instrumentalizadas y vistas como pruebas para la investigación, y no como personas necesitadas de protección durante todo el ciclo.

Especialmente preocupante, es la situación en las costas, donde también el enfoque es principalmente de control migratorio y falta un mecanismo multi-agencial de detección temprana, y una coordinación adecuada entre los diferentes instituciones implicadas. Como consecuencia, muchas posibles víctimas “se pierden” por el camino, y muchos traficantes están esperándoles en esos lugares de tránsito.

Granada fue una de las provincias en las que se desarrolló la investigación y en este enlace https://nube.es.amnesty.org/index.php/s/9mLZagcrdzR8LpR los lectores se pueden descargar el informe completo, un documento de datos y cifras y un documento con los enlaces donde encontraréis las fotos y los vídeos de las actrices que han participado en la campaña Cadenas Invisibles representando algunos de los testimonios de las mujeres víctimas que aparecen en el informe. 

Deja una respuesta