Durante estos días, los restos del Teatro Romano Acci se encuentran inmersos en un completo proceso de obras de mantenimiento destinadas a paliar los efectos de las últimas lluvias de invierno. Además de la retirada de hierbas y tierra, se está adecuando el itinerario de visitas. Pero la actuación principal es, sin duda, la re-excavación de la orquesta, un proceso que no se ha podido llevar a cabo durante los meses de noviembre a marzo debido a las condiciones meteorológicas.

Según explica el arqueólogo director del teatro romano, Antonio López, se han consolidado los taludes de la cavea. Y se ha iniciado la recuperación de la orquesta, un proceso que ha sacado a la luz restos de lo que serían una segunda y una tercera grada de la ima-cavea. Se está trabajando además en la definición de unos sillares que han aparecido en la parte más cercana a la catedral (junto al talud de contención) que podrían corresponder a la entrada oriental del teatro.

Unos trabajos y unos hallazgos que el concejal de Turismo, Iván López Ariza, valora muy positivamente puesto que permiten seguir avanzando en la puesta en valor de este importante recurso patrimonial, turístico y económico. Al tiempo que evidencian la importancia de estos restos y el buen grado de conservación de los mismos.

Deja una respuesta