Las Unidades de Gestión Clínica (UGC) de Guadix y Purullena integradas en el Área de Gestión Sanitaria Nordeste de Granada están esforzándose para ser acreditados por la Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia (IHAN), un reconocimiento internacional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF que certifica la orientación de los centros sanitarios en la humanización de la asistencia al nacimiento y la lactancia. 

Ambas unidades acaban de conseguir el certificado de superación de la Fase 2D y por ahora, son los únicos centros acreditados en fase 2 de la provincia de Granada junto al Centro de Salud de Maracena, del Distrito Sanitario Granada Metropolitano. Además, tanto el hospital de Baza como las restantes cinco UGC de Atención Primaria están en la fase inicial de su proceso de acreditación F1 Desarrollo. 

Estas dos unidades de gestión clínica y los profesionales que en ellas trabajan saben y asumen que la lactancia materna no solamente es un derecho de la mujer y de su hijo, sino que es una medida de Salud Pública de incalculable valor.

El proceso de acreditación como centro de salud IHAN les ha dado la oportunidad de monitorizar y evaluar, así como enriquecer su actuación e implicar al resto del equipo y a los gestores a implantar y favorecer las mejores prácticas de atención al proceso de nacimiento, lactancia y alimentación en la infancia. El objetivo de la IHAN no son las madres sino los profesionales y las instituciones. 

Tanto Emilia Orihuela y Águeda LLamas (pediatra y matrona del centro de salud de Guadix) como Maribel Muñoz y Elena Conde Puertas (matrona y pediatra de la UGC de Purullena) responsables de la estrategia en sus respectivos centros, afirman que amamantar es un derecho de las madres y ayudarles es obligación de los profesionales. “Se trata de que todos juntos en nuestras zonas consigamos apoyar, proteger y promover la lactancia materna desde el inicio y hasta los dos años o más y que cada vez seamos más los profesionales que estamos dispuestos a conseguir la mejora de los Indicadores de lactancia materna y una atención adecuada a la madre que no amamanta”. 

Para lograr la acreditación se requiere el cumplimiento de unos estándares preestablecidos y escrupulosamente evaluados, que estos centros han aportado y compartido con otros del Área Sanitaria Nordeste de Granada. En la actualidad trabajan en completar las actividades y documentación para la solicitud de la fase 3D. El compromiso de los profesionales es tal que asumen el esfuerzo que requiere con la ilusión de conseguir a corto plazo ser centros de excelencia en lactancia materna con el objetivo de mejorar la salud en su área de influencia. 

Deja una respuesta