Los Bomberos de Guadix recibían esta mañana a las seis un aviso del 112 alertando del estado de la carretera que une Bácor con el Olivar, que tras la tormenta caída en la zona había quedado totalmente intransitable debido a la caída de varios árboles, restos de muretes y vallas circundantes, y un alto nivel de agua. Hasta allí se han desplazado tres bomberos equipados con dos camiones que han estado trabajando durante unas tres horas (hasta pasadas las nueve de la mañana) para volver a dejar transitable esa vía y permitir a los vehículos entrar y salir. Ahora maquinaria especial se encargará de retirar el barro que ha quedado sobre la calzada.

Esta actuación se suma a las tareas de prevención desarrolladas anoche alrededor de las once y media en el entorno de la Rambla de Baza, tras haber recibido información sobre la fuerte tormenta caída de Hernán Valle hacia arriba. Ante la previsión de que pudiera llegar el agua de varias vertientes hacia la Rambla de Baza, los Bomberos pusieron en marcha un dispositivo de actuación y alertaron a los propietarios de varios vehículos aparcados en ella. Eso evitó que se produjeran daños de ningún tipo cuando finalmente, tal y como se preveía, el agua procedente de varias vertientes llegó hasta la Rambla de Baza para luego desembocar en el río.

IMG-20160901-WA0007

Deja una respuesta