Este domingo se realizaba una concentración en la explanada del mercado semanal para desde ahí iniciar el recorrido por la ciudad con absoluta normalidad, en un ambiente familiar y con una participación importante cifrada según los organizadores en torno a las mil personas en casi 300 coches para llamar la atención sobre la llamada Ley Celaá. 

Señalar que los participantes han permanecido en sus vehículos con miembros de su unidad familiar y han evitado abandonarlo respetando las medidas de higiene y distancia que marca el actual estado de Alarma.

Los centros convocantes han sido la Presentación, Divina Infantita, Teresianas con el Padre Poveda y Centro de Educación Infantil Santa Dorotea y Asociación ‘San José’ con el colegio de la Esperanza y el Centro de Educación Infantil Ruiz del Peral.

Al igual que en muchos otros lugares del país los centros de Educación Concertada reclaman actitud al Gobierno para que tenga en consideración la postura de un modelo educativo que hasta ahora ha convivido sin problemas con la Educación Pública.

Tras el recorrido se ha leído un manifiesto, por parte del director del centro de la Infantita, Santiago Martos común en todas las provincias del país, en el que se exige respeto a la voluntad de los padres en lo que concierne a cuantas decisiones incumben a sus hijos.

El manifiesto leído acaba declarando la voluntad de alumnos, padres, profesores, personal de servicio y proveedores de los centros concertados de no desfallecer durante este proceso de tramitación de la Ley.

A ellos se han unido el alcalde accitano, Jesús Lorente y algunos miembros del equipo de gobierno municipal.

Deja una respuesta