Por Leovigildo Gómez Amezcua

Los contenedores, especialmente los soterrados, son un medio magnífico para la limpieza y  la higiene de nuestra ciudad. Sin embargo, hay personas que no los usan debidamente. Expongo a continuación algunos casos que son frecuentes en esta materia:

         1º Los que depositan sus bolsas de basura fuera del contenedor. Con ello dan lugar a que los perros que andan sueltos los destrocen para buscar alimentos.

         2º Los que no reciclan y todo lo depositan en el contenedor de residuos orgánicos, con lo que producen atascos y provocan problemas a la hora de la recogida.

         3º Los que depositan las bolsas en domingo, sabiendo que en tales días no hay recogida de basura. Así permiten que tales productos antihigiénicos permanezcan una jornada entera expuestos a los citados abusos.

        4º Por último, los que no respetan el horario previsto para depositar la basura, en especial los que lo hacen por la mañana, con las consecuencias lógicas que ello produce.

 ¿Cómo atajar estos abusos? Pienso que es tarea de nuestros regidores municipales, bien mediante campañas de información a los ciudadanos, bien con sanciones a los que los cometan reiteradamente que, por lo que yo observo, son muchos.

 contenedores

 

Deja una respuesta