por J. Mª. Molas

Bajo el título de Migrantes y Refugiados, iconos que nos interpelan, se celebró una conferencia el domingo 18 en el salón de actos del Liceo accitano. El conferenciante José Luis Pinilla, jesuita, director de la Comisión Episcopal de Migraciones presentó ante un numeroso público una nueva mirada, basada en las fotos que ilustraba su charla del drama de la emigración.

En el Día internacional del Migrante, habló José Luis de la mayor tragedia humanitaria en Europa desde la Segunda Guerra Mundial, e invitó a entender el problema, colocándose en la piel del otro, y pensar si nosotros no haríamos lo mismo en una situación similar.

Ante las diversas causas de la emigración, sea por la guerra de Siria, el hambre, o el no respeto a los derechos humanos, no se debe hacer discriminación. Afirmó que las instituciones de la Iglesia, trabajan en esta problemátíca sin discriminar por la procedencia o causa de la migración.

Comentó el conferenciante, citando el documento, La Iglesia servidora de los pobres,-Ha llegado la hora de reconocer la aportación que han hecho los inmigrantes a nuestra sociedad. Hemos de valorar la riqueza de los otros, cultivando la actitud de acogida y el intercambio enriquecedor, a fin de crear una convivencia más fraternal y solidaria-. Dio el ejemplo de su presencia necesaria y útil en muchos trabajos de la ciudad de Madrid, del cerca de millón  de emigrantes que viven y trabajan en la capital de España.

En Granada, la emigración está en un 6,3%, siendo la media española de 9,9%, y en Guadix de 18928 habitantes, se calcula habrá unos 718 emigrantes que supone un 3,8%.

Habló del importante trabajo que se realiza desde las instituciones religiosas y en colaboración con ongs y plataformas de ayuda al emigrante.  Recordó el conferenciante que todas las personas tienen derecho a emigrar y a no emigrar, y hay que preguntarse cuáles son las causas que obligan a tantos miles de personas a emigrar a la fuerza.

Desde la Plataforma creada, de ayuda al Inmigrante y al Refugiado en Guadix se mostró abierta a la participación de todas las personas o grupos sea cual sea su confesión o procedencia para entre todos poder ayudar mejor a los inmigrantes que ya están o puedan venir.

Deja una respuesta