El concejal no adscrito del Ayto. de Guadix Manolo Poyatos ha tenido la delicadeza de esperar a que se pronunciaran todos los partidos políticos para hacerlo el mismo. Ha pasado directamente de dar su explicación o valoración sobre el pleno de aprobación de los presupuestos ya sabidos y ha dado sus impresiones acerca de los mismos, argumentando que por primera vez el grupo de gobierno ha puesto de acuerdo a todos la oposición al reconocerse que no le gustaba a nadie los presupuestos presentados e incluso ha ahondado en esta opinión recordando que el en el transcurso del pleno el propio portavoz del equipo de gobierno reconocía que no le gustaban los mismos.

Ha pasado casi de inmediato, a reconocer algo que ya se había dejado traslucir en otras intervenciones al reconocer y felicitar al grupo Gana Guadix por haber conseguido arrancar en las negociaciones que también ha admitido que por lo menos, con él si que las hubo (a diferencia de los que había afirmado el grupo del PP, que dijo que no) por haber conseguido la tenencia de alcaldía y la importante concejalía de Servicios Sociales, dejando eso si traslucir un intercambio de prebendas que al parecer no se han dado con él. 

Ha reprochado que la alcaldesa Inmaculada Olea no tuviera en realidad voluntad seria de cumplir lo negociado con el mismo respecto al pago de proveedores (reconocimiento de la deuda a proveedores) ayudado por la sorpresa de la situación puesta de manifiesto por la concejala Rosi Requena con su pase al grupo de no adscritos lo que dio lugar a la no aprobación de los presupuestos y quedando así de manifiesto que en realidad según sus palabras, no se tenía intención de cumplir con lo acordado, como era el pago a proveedores.

Por ello, Manuel Poyatos que antes ponía como condición a la aprobación de los presupuestos: el cobro de los proveedores del Ayto de Guadix, ahora declara que como se ha roto unilateralmente el pacto por parte de la Alcaldía; él se considera eximido del mismo y por tanto anuncia que votará de nuevo, no a los presupuestos.

Ha mostrado también curiosamente comprensión y apoyo a la concejala Rosi Requena y ha insistido en que no hay motivo de preocupación entre la ciudadanía por el tema de los presupuestos ya que existen y tiene la ley, mecanismos de sobra para salir adelante aunque se sometan a la ya conocida moción de confianza que si bien deja al equipo de gobierno en una delicada situación no por ello es imposible terminar la legislatura local en esas condiciones. 

No es por nada pero se antoja que en todo esto hay un evidente intercambio de cromos, en el enroque de las posiciones que se mantienen dejando traslucir claramente las apetencias personales de cada cual y que sin duda se verán manifestadas en la próxima convocatoria electoral con curiosos posicionamientos en las listas electorales ubicando a cada cual según las apetencias mostradas ahora. 

Deja una respuesta