El pleno ordinario correspondiente al mes de mayo intentó gestionar  y sacar adelante la gestión diaria de la ciudad y posibilitó que de forma unánime se aprobase una moción de todos los grupos políticos para instar al gobierno de España a garantizar la autonomía de las entidades locales para la gestión de sus recursos y utilización de su superávit. 

Las propuestas de acuerdo fueron, reconocer como interlocutor válido del municipalismo con el Gobierno de España a la FEMP y facilitar el uso integro de los remanentes de tesorería para gastos generales generados por el ayuntamiento así como la flexibilización de los impactos que tal uso genere en la evaluación de los parámetros de estabilidad presupuestaria, regla de gasto y sostenibilidad financiera. También se aprobó que en el marco de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, flexibilice la regla de gasto para todas la EELL con superávit, podrá destinarse el mencionado superávit, a cualquier tipo de actuación, ya sea gasto corriente o inversiones medioambientalmente sostenibles, generadores  de empleo y, prioritariamente a atender los gastos extraordinarios de servicios sociales, seguridad ciudadana, limpieza y cualquier otra actuación dirigida a atender a la población más vulnerable. 

Tras los ruegos y preguntas, se guardó un minuto de silencio por todas las víctimas que está provocando la pandemia de Covid-19.

Deja un comentario