Las autoridades sanitarias y de educación han comunicado que toda una clase del IES P. Poveda de Guadix ha sido confinada junto con todos los profesores que han impartido clase a los mismos.

Se cumplen así los pronósticos de que con el comienzo del curso los casos se iban disparar y que sería casi imposible que no hubiera brotes en los centros educativos por mucho que se hayan tomado medidas para evitarlo. El hecho de que a los IES de la ciudad vengan alumnos y profesores de muy diversa procedencia, invariablemente conllevaba el riesgo de que pudiera surgir, como así  ha sido, un brote en un centro educativo, que en estos momentos se antoja uno de los lugares de mas riesgos a la hora de transmisión del coronavirus Covid-19.

Aun no se les han practicado las prueba PCR a la comunidad educativa afectada, aunque si se ha confirmado el contagio de uno, al menos de los alumnos de la clase, lo cual provoca que por precaución y prevención lógicas, se haya tenido que tomar esta medida tan contundente, pero necesaria. Ahora solo queda esperar, a ver cómo evoluciona este brote, en cuanto a los contactos que haya podido tener el alumno con sus compañeros en la vida diaria, fuera de las aulas.

También se ha tenido conocimiento por este medio del confinamiento de una clase en el colegio de infantil y primera Padre Poveda en la Ermita Nueva de Guadix, desde esta semana.

Allí, ha sido un alumno el que ha dado positivo en las pruebas PCR mientras que casi todos sus compañeros y compañeras que han sido confinados, los resultados de las pruebas PCR por ahora están dando negativos.

Deja una respuesta