Por Pity Alarcón

Estamos tan inmersos en la actualidad política que tenemos la sensación de que este país marcha solo. De que está paralizado porque las declaraciones de unos y otros políticos, no importa que signo, solo parecen centrarse ahora en aquello que pueda atraer el voto de las próximas elecciones. No les oímos hablar,  a ninguno de ellos, de economía, de educación, de servicios sociales. De las cosas que afectan más a la ciudadanía. No, ellos parecen hablar solo de lo que les beneficia de cara a conseguir el voto de un electorado, muchas veces despistado y bastante ausente de la vida pública.

            Pero sí, ocurren otras cosas mientras vamos leyendo los disparates de algunos. Mientras vamos oyendo las barbaridades de otros. Mientras las ocurrencias de otros intentan ocupar todos los espacios informativos.

            Sí, ocurren otras cosas de las que nos alegramos mucho. Como el que una escritora accitana, Carmen Hernández Montalbán haya conseguido el premio Alféizar de Novela 2019 por su obra “Memoria de la cautiva” y el corresponsal de Ideal de Granada en la comarca de Guadix, Jesús Javier Pérez haya sido reconocido por la  Sociedad Andaluza de Traumatología y Ortopedia en el marco de su 49º congreso, otorgándoles el premio Comunicación.

            He de confesarles que hablar de Carmen y Jesús Javier me hace especialmente feliz, por muchos motivos. Son accitanos e imagino lo difícil que les ha de ser conseguir el reconocimiento de nuestros paisanos; siempre fuimos renuentes a reconocer lo nuestro. Son buenas personas, y en esta sociedad nuestra esta cualidad no parecer ser especialmente valorada y son unos magníficos profesionales por los que siento un gran respeto y admiración.

            Carmen Hernández lleva mucho tiempo escribiendo poesía y otros géneros y preocupándose por el fomento de la cultura a través de la Asociación para la Promoción de la Cultura  y el Arte “La oruga azul” y  ha recibido premios como el del  Certamen de Poesía Abracadabra del XIV Festival Internacional de Magia Hocus Pocus de Granada. Ahora Carmen penetra en el libro histórico con “Memoria de la Cautiva”,  su última obra premiada. Una novela que se adentra en la persona y la obra de Antonio Mira de Amescua, accitano, dramaturgo y poeta de los siglos XVI – XVII y que recomiendo leer por muchas cosas: porque está ambientada en Guadix, porque nos descubre de manera especial la extraordinaria figura de Mira de Amescua, y porque yo creo que con esta obra ha emprendido un camino de descubrimiento de personajes históricos de Guadix, tan olvidados a veces.

Y casi coincidiendo en el tiempo recibimos la noticia de que otro paisano, Jesús Javier Pérez, ha recibido el reconocimiento de la  Sociedad Andaluza de Traumatología y Ortopedia en el marco de su 49º congreso. El premio  Comunicación vino a reconocer las cualidades periodísticas de nuestro paisano puestas de manifiesto en el artículo “El milagro de la centenaria Rosa ”publicado en Ideal de Granada y que viene a premiar su compromiso con la sociedad. Un premio que se une al  Nacional de Periodismo Ciudad de Guadix, en este caso por el  reportaje “Tras la huella de Da Vinci en la catedral de Guadix” publicado en Ideal, junto a Torcuato Fandila. Un artículo que sirvió para descubrir  más cosas del monumento por excelencia de nuestra ciudad, la catedral y que le sirvió para enlazarlo con un personaje de la talla de Leonardo Da Vinci.

Sí, me siento muy orgullosa de poder hablar de ellos, de poder resaltar sus logros, de poder compartir mi felicidad con los lectores de ACCITANIA. Un medio que intenta difundir la cultura, las inquietudes, los acontecimientos de esta tierra nuestra que llevamos en el corazón porque, la distancia, aviva los recuerdos, los hace más intensos.

Deja una respuesta