Por Pity Alarcón

Ha tenido lugar en Guadix, una reunión de trabajo a la que han asistido, a más del alcalde, Jesús Lorente, y varios concejales del consistorio, representantes de varios organismos vinculados a la salud. El objetivo, al parecer, es el de organizar aquí el  I Congreso Andaluz de Promoción de la Salud, que tendría lugar en el año 2021. La reunión ha contado con la presencia de representantes de la Delegación Territorial de Salud y Familias en Granada, el Hospital de Alta Resolución de Guadix,  la Sociedad Andaluza de Nutrición Clínica y Dietética (SANCYD),  Escuela Andaluza de Salud Pública y los Colegios Oficiales de Médicos y Farmacéuticos de Granada.

 Tal y como se informa en ACCITANIA, la reunión ha sido la primera toma de contacto para comenzar a trabajar en un  Congreso de Promoción de Salud, que pretende ser un acontecimiento  científico destinado a los profesionales y las distintas entidades y administraciones que trabajan, directa e indirectamente, en la promoción de la salud,  con objeto de compartir, profundizar e impulsar, nuevas líneas de trabajo sobre los aspectos presentes y futuros más relevantes de la salud en el ámbito local, habiendo quedado constituido un grupo de trabajo,  que perfilará todos los aspectos necesarios para generar un acontecimiento de carácter científico, divulgativo y turístico. Y nos congratulamos de esta iniciativa porque todo lo que sea actuar en beneficio de la concienciación sobre la importancia que tiene el cuido de la salud, no solo en el ámbito local, es verdaderamente digno de destacar.

Pero lo que son las cosas, coincidiendo en el tiempo, nos llegan otras noticias relacionadas con la salud en Andalucia, que no son tan satisfactorias, y es que,  la  Asociación de Padres de Niños Oncológicos de Málaga, Aspanoma, se ha visto obligada a llevar a cabo alguna concentración a la puertas del Hospital Materno Infantil de la capital de la Costa del Sol, en solicitud de incremento del número de oncólogos que trabajan en la Unidad de Oncología Pediátrica,  porque al parecer, en los últimos tiempos, de un total de cuatro facultativos, se ha reducido a dos el numero de ellos. Y aunque tras un mes de presiones por parte de Aspanoma, la Delegación de Salud renovó a un tercer oncólogo con un contrato temporal de un mes, esta finalizará el 12 de noviembre, dos días después de las elecciones generales, y los padres de los chicos afectados temen que el contrato no se renueve. Por otra parte,  la asociación denuncia que la escasez de oncólogos y la inestabilidad del trabajo de los mismos ha provocado multitud de cancelaciones de revisiones y consultas, muy necesarias para poder superar una enfermedad como el cáncer: “Esto no es un catarro, son niños con cáncer y con un historial, no puede ir viniendo cada mes un médico distinto”, ha reivindicado Juan Manuel Salas, presidente de Aspanoma. Asociación que publicaba en su cuenta de Facebook sus razones para asistir a la concentración vivida ante el hospital de Málaga: “Hemos venido porque no entendemos que le quiten a nuestros hijos e hijas los recursos que necesitan para luchar por vivir, hemos venido porque no vamos a permitir que en su tan valiente lucha por la vida, le quiten ni uno solo de los medios que necesitan. Hemos venido porque esas familias que ahora están luchando nos necesitan más que nunca”,

La delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Patricia Navarro, ha negado  que se hubieran llevado a cabo recortes en la atención a menores de la Unidad Oncológica Pediátrica del Hospital Materno Infantil, pero la realidad es que, a  pesar de que el Hospital Materno cuenta con tres cámaras de trasplante, preparadas para realizar  trasplantes de médula y otras patologías sanguíneas, lo cierto es que solo una de ellas funciona con normalidad, tal y como han denunciado Aspanoma. 

Deja un comentario