Ayer 5 de julio fue un día especial para la ciudad de Guadix: en 1855, el Cabildo de la S.A.I. Catedral de Guadix reconocía y agradecía a la Santísima Virgen de las Angustias, Patrona de la ciudad, su protección ante una epidemia de cólera en la localidad y la comarca. Por ese motivo, los accitanos le volverán a dar las gracias, 164 años después. Será hoy sábado, 6 de julio, con una sabatina, a las 8,30 de la tarde, en la iglesia de la Virgen de las Angustias, donde se encuentra la imagen de la patrona accitana.

El 5 de julio coincide con otro acontecimiento que perdura en la memoria de los accitanos: en 2003,  fallecía el canónigo Carlos Ros, director de la Escolanía, que tantas veces cantó a la Virgen de las Angustias, a la que tenía gran devoción. Carlos Ros es reconocido por todos como un pilar fundamental en la tradición musical y, de manera especial, coral, que hoy existe en la ciudad accitana. Los numerosos coros que hay en la ciudad son herencia de aquella época en la que la Escolanía de la catedral de Guadix paseó el nombre de su ciudad por medio mundo.

Comentarios cerrados