Muchas y muchos jóvenes piensan que “ a ellas/os, no les pasan estas cosas”, que “ la violencia en pareja, es sólo cosa de adultas/os/”, “las chicas y los chicos de hoy en día, sí sabemos darnos cuenta del problema”, que “las chicas y los chicos, somos iguales”…

Pero no, la violencia machista está también presente en las parejas de jóvenes, una parte de nuestra juventud está expuesta, a veces sin saberlo, a factores de riesgo, que facilitan y perpetúan relaciones violentas, reproducen roles sexistas e imitan modelos de desigualdad y estereotipos de género; con el peligro que supone de que la violencia iniciada y no frenada a estas edades, se extienda y perpetúe en sus relaciones adultas.

Por eso es tan importante la formación para la detección en edades tempranas, de este tipo de conductas.

Deja una respuesta